GAZTELUGATXE “FORTALEZA DE PIEDRA CONTRA EL OLEAJE”

Pocos lugares de la costa vasca encierran tanta magia como la roca de Gaztelugatxe. La privilegiada ubicación de la centenaria ermita desafiando al Mar Cantábrico, se combina con la fuerza de la naturaleza, la historia y la tradición; fruto de todo ello, se genera un paraje de fantasía.

TICKETS
ENTRADA GRATUITA

Es necesario disponer de un ticket de acceso gratuito para poder realizar la visita a Gaztelugatxe

Consigue aquí tu ticket

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Dirección

Ubicación. Archivo KML

Google maps

Ver mapa

El Biotopo protegido de San Juan de Gaztelugatxe está situado en plena costa vasca, entre los municipios de Bakio y Bermeo. Es necesario el uso de transporte público o privado para llegar a sus inmediaciones, aunque el descenso a nivel del mar lo tendrás que hacer andando.

En autobús.

Puedes llegar a los municipios de Bakio y Bermeo desde Bilbao u otros puntos de Bizkaia utilizando diferentes líneas de autobús.

  • A3518 Bilbao-Mungia-Bakio
  • A3527 Bilbao-Mungia-Bermeo

Desde el mismo centro de los municipios existe un autobús que, directamente y en apenas 10 minutos, te lleva a Gaztelugatxe.

Horarios Líneas

En tren.

Aunque no es posible llegar hasta Gaztelugatxe directamente en tren, sí se puede ir hasta Bermeo en la línea E4 de Euskotren y, posteriormente, recorrer el trayecto hasta Gaztelugatxe en autobús.

Horarios Línea E4 de Euskotren

En coche.

Desde Bilbao, el trayecto dura unos 45 minutos aproximadamente. La mejor manera de llegar es tomar la carretera BI-631, dirección al aeropuerto de Loiu. Una vez pases el municipio de Mungia (sin entrar en su casco urbano), debes coger la carretera BI-2101, dirección Bakio, atravesar esta localidad y dirigirte a San Juan de Gaztelugatxe

Desde Gernika, debes tomar la carretera BI-2235, dirección Bermeo. Tras pasar esta localidad costera y sin salir de esa carretera, deberás conducir otros 10 minutos más hasta llegar a Gaztelugatxe. En total, el trayecto dura aproximadamente 1 hora.

Aparcamiento.

A los aparcamientos se accede a través de la carretera BI-3101. El principal se sitúa a la entrada, junto al Punto de Atención al Público.

La gran afluencia de visitantes a Gaztelugatxe hace que estos aparcamientos suelan estar completos, especialmente en las horas centrales del día (10:00-16:00 horas). En consecuencia, te recomendamos que dejes tu coche en los espacios de aparcamiento que existen en Bakio y Bermeo y desde allí cojas un autobús a Gaztelugatxe.

Para visitar Gaztelugatxe, necesitarás un ticket de acceso gratuito, durante los siguientes momentos del año:

  • Diariamente durante la Semana Santa.
  • Fines de semana, festivos y puentes desde abril hasta la segunda quincena de junio.
  • Diariamente entre la segunda quincena de junio y el 30 de septiembre.
  • Fines de semana de octubre; festivos y puentes de octubre y noviembre.
  • Del 1 al 9 de diciembre

Entre las 10:00 y la 19:00 horas (en diciembre la última entrada controlada será a las 17:00 horas).

Puedes reservar el ticket online aquí con antelación.

Es imprescindible que, al llegar a Gaztelugatxe, muestres el ticket de reserva previa (impreso en papel o descargado en un dispositivo móvil) al personal encargado del control de acceso en los puntos de atención al público.

No obstante, de manera temporal, existe la posibilidad de adquirir este ticket presencialmente en los Puntos de Atención al Público de Gaztelugatxe, operativos en las horas y épocas del año mencionadas y que se ubican en:

  • La entrada por Urizarreta. Es el principal punto de atención y acogida y en él recibirás información de este enclave.
  • La entrada por Ermu.
  • La explanada de acceso a las escaleras que conducen a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe.

Enlace a folleto.

Accesos

Existen dos accesos a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe. Uno por Urizarreta y otro por Ermu. En ambos casos necesitarás calzado adecuado debido a la fuerte pendiente y al suelo irregular.

  1. Por Urizarreta. Es el acceso principal y el mas directo, pero también el más abrupto. Tiene un trazado de 1.200 m. desde el punto de información principal y una pendiente del 35%

  2. Por Ermu. Es un acceso secundario, mas largo pero menos abrupto. Por él recorrerás 1.600 m. desde punto de información principal, con una pendiente del 15%

Para recorrer el camino y los 241 escalones que suben a la ermita, es importante que vistas con una ropa y un calzado cómodo. Ten en cuenta que vas a andar por un terreno con mucho desnivel. Te recomendamos llevar agua para poder refrescarte durante el trayecto.

Esta ruta requiere de una actividad física importante, por lo que no es aconsejable para personas con problemas de salud o con dificultades para caminar, ni tampoco para ir con sillitas de niños. 

Debido a las pendientes y estado del suelo, la visita hasta la ermita de San Juan de Gaztelugatxe no es recomendable para personas con ciertos tipos de discapacidad física. En caso de que padezcas una de estas discapacidades, te sugerimos apreciar las vistas del entorno desde el mirador situado en la ruta de Ermu.

En verano y los días soleados no olvides llevar contigo crema protectora para evitar quemaduras de sol.

Puedes preguntar más detalles sobre la visita en el Punto de Información de la entrada.

Rutas

Si te has quedado con ganas de más, existen diferentes rutas y senderos que, partiendo de Gaztelugatxe, te permitirán conocer otros puntos de interés del entorno.

  • Faro de Matxitxako
  • Ruta peatonal de Bakio

Enlace a mapa

Recuerda que visitas un espacio natural protegido, por lo que se deben respetar unas normas básicas para conservar y potenciar sus valores naturales.

No está permitido la acampada, la escalada, hacer fuego, hacer ruido, abandonar basuras, el buceo, circular con vehículos y aparcar fuera de los lugares habilitados para ello, y, en general, toda actividad que altere la calma del lugar y que moleste o dañe a la flora y la fauna.

Ayúdanos a que no quede más huella de tu paso que el recuerdo y las ganas de volver.

Hay dos puntos en los que se han habilitado aseos en el entorno de Gaztelugatxe:

  • Junto al Punto de Atención al Público ubicado en el parking de la entrada a Gaztelugatxe.
  • En la confluencia de los caminos de Urizarreta y Ermu, cerca del Punto de Atención al Público ubicado frente a las escaleras de acceso a la ermita.

Ten en cuenta que la duración aproximada de la visita es de dos horas y media y que éstos son los únicos aseos de los que dispone el enclave.

Durante el horario de atención al público (de 10:00 a 19:00 horas), los Puntos de Atención disponen de un pequeño botiquín de primeros auxilios para la atención de pequeñas incidencias que puedan ocurrir durante la visita.

Asimismo, Gaztelugatxe es un espacio cardioprotegido.

Existen mesas de picnic situadas a lo largo del camino por la ruta de Ermu.

Puede ver información turística sobre Gaztelugatxe accediendo a la página visitbiscay

Naturaleza - Biotopo protegido

Biotopo protegido

Debido a su elevada riqueza natural, paisajística y fragilidad, Gaztelugatxe fue declarado Biotopo Protegido en 1998. En 2013 se integró en la Red Natura 2000 siendo Zona Especial de Conservación (ZEC) y Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA). Un Biotopo Protegido busca la protección de los ecosistemas y destaca por su singularidad, espectacular belleza y rareza. Son espacios de tamaño reducido donde el uso público está regulado.

Seguramente los elementos que más llamen la atención de la persona visitante sean la propia ermita de San Juan, el islote de Akatx y el cabo Matxitxako. Este último punto, junto al núcleo costero de Bermeo, delimita este enclave donde se estableció la primera reserva marina de la Costa Vasca.

Fondo marino

Encontramos algas de gran porte, como las Laminarias o Saccorhizas. Éstas, asentadas en un fondo marino fundamentalmente rocoso, conforman un espacio inmejorable para el alevinaje de algunas especies de grandes depredadores, como la morena o el congrio y de otras especies de menor tamaño como los chicharros, lubinas o fanecas.

La calidad de sus aguas, transparentes, con buenos niveles de oxígeno y exentas de contaminantes, favorece esta gran variedad de especies. Además, en zonas de menor profundidad, entre las algas calcáreas (Lythophyllum y Corallina) y algas rojas (Gelidium) se le suman otros animales como julias, carraspos, babosas, actinias, percebes, holoturias, erizos, nécoras, centollos y pulpos.

En el Biotopo Protegido de Gaztelugatxe está prohibido el marisquero y el submarinismo.

Riqueza terrestre

El sorprendente aspecto que presenta el Biotopo Protegido de Gaztelugatxe es fruto de milenios de erosión: el tiempo, las olas y las rocas han ido forjando un paisaje mágico que muestra un perfil distinto casi con cada rayo de sol.

Sorprenderá de inmediato a la persona visitante un espectáculo de múltiples formaciones geológicas (acantilados, islotes, cabo, flysch…) en las que los materiales silíceos predominan en la parte oriental, donde constituyen un flysch margo-arcilloso. Por el contrario, los materiales calizos predominan en la zona occidental, llegando hasta Gaztelugatxe, Akatx y Artatia Punta.

Solitario, desafiante ante un mar cantábrico de severos cambios mareales, se encuentra el islote de Akatx, un inexpugnable santuario de aves marinas de excepcional valor como el paiño común (Hydrobates pelagicus), pequeña ave nocturna que nidifica en zonas aisladas como ésta, fuera de las amenazas terrestres. Salvo en fuertes temporales resulta muy difícil su observación, momento en el que se acerca a la costa en busca de protección. También destacan las poblaciones de gaviota patiamarilla (Larus michahellis), cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis) y las colonias de halcón peregrino (Falco peregrinus)

En cuanto a su flora, los escarpados roquedos del cabo Matxitxako, sacudidos por el mar y el viento, presentan poblaciones de la Armeria euskadiensis, un bello endemismo de la costa vasca, o el acebuche (Olea europea) antecesor silvestre del olivo actual.

El encinar cantábrico y los brezales costares ricos en biodiversidad y refugio para la fauna ocupan las laderas de la costa del Biotopo Protegido.

Otro de punto de gran riqueza y valor paisajístico es el entorno de Atxulo en Bakio, en estos roquedos las olas también han modelado paisajes submarinos excepcionales y numerosas cuevas.

Cabo matxitxako

Cabo Matxitxako es el cabo más saliente de la costa cantábrica. Entre Bermeo y Gaztelugatxe, existen en el mismo dos faros; a uno de ellos, que data de 1852 y era custodiado por un farero, se le denomina el “viejo”, y el “nuevo”, que es automático, es de 1909.

De verano a otoño, es un lugar ideal para la observación de cetáceos: delfines, cachalote común, rorcuales, calderones, orcas y jibartes. También es un observatorio perfecto para aves en migración de invernada. En el cabo crían aves como el roquero solitario y la tarabilla común, y es un lugar habitual de caza del halcón peregrino.

Además de poder disfrutar de un paisaje extraordinario desde donde poder contemplar una perfecta panorámica sobre Gaztelugatxe, también es posible encontrar en Cabo Matxitxako diferentes huellas que dejan patente el patrimonio cultural del lugar: la vieja batería de cañones de la guerra civil, la atalaya, el polvorín, etc.

Historia

Ermita De San Juan

La ermita que contemplamos a día de hoy no es la original: debido a diferentes acontecimientos como batallas o incendios, la iglesia ha tenido que ser reconstruida en múltiples ocasiones.

Se cree que la primera ermita fue construida en el siglo IX, para convertirse en convento durante el siglo XII.

La ermita tuvo también un objetivo defensivo, protegiendo el poder del señorío de Bizkaia Entre otros hechos históricos, el rey de Castilla Alfonso XI sitió Gaztelugatxe en 1334 persiguiendo a Juan Núñez de Lara. Este último se hizo fuerte en el peñón junto a otros caballeros bizkainos, resistiendo durante más de un mes los ataques:

(…) et por esto salio de Bermeo, et fué cercar la Peña de Sanct Joan, que es a dos leguas dende; et esta Peña est muy fuerte, ca cercala toda la mar, sinon tan solamiente una estrecha entrada. Et el Rey asentó allí real, et mandó traer engeños con que la combatiesen, et moró y un mes. Et estaba dentro de la Peña mucha buena compaña de omes fijos-dalgo, et tenian muchas viandas: et por esto el Rey non la pudo cobrar en aquel tiempo mientra que y estaba (…)

Asimismo, imaginando que la inaccesibilidad del islote rocoso golpeado sin tregua por las olas del Cantábrico sólo podría esconder tesoros, ha hecho que en multitud de ocasiones se hayan cometido asaltos: entre otros, a finales del siglo XVI se dice que el corsario inglés Sir Francis Drake quemó la ermita y herejes hugonotes, procedentes de La Rochelle tomaron Izaro y Gaztelugatxe robando todo lo que hallaron allí y despeñando a su ermitaño por el acantilado. El último incidente sucedió en 1978, cuando la ermita fue incendiada y destruida lo que concluyó en la última reconstrucción importante de la misma, en 1983.

Tradiciones

El origen etimológico de Gaztelugatxe puede provenir de Gaztelu-aitz (roca del castillo). Este enclave que desafía al mar, inspira a la magia tanto al ser observado de lejos como al emprender el angosto camino por la escalinata, y por ello, son muchas las tradiciones que giran en torno a él. Entre otras, podemos citar las siguientes:

  • Los barcos de pesca bermeanos cuando salen a faenas en las largas campañas de bonito suelen realizar varios giros a babor y estribor para que el santo les de suerte, y lo mismo cuando se inaugura un barco.
  • Aproximadamente a partir del siglo XVII, se convirtió en costumbre la procesión del Ayuntamiento de Bermeo a Gaztelugatxe, Izaro y Demiku para llevar a cabo sus proclamaciones de propiedad jurisdiccional. A Gaztelugatxe se sigue yendo actualmente, el 29 de agosto.
  • Otra fecha importante en el calendario es el 24 de junio, fiestas de San Juan, en las que se celebra una romería. Multitudes acuden a la ermita en peregrinación para cumplir promesas o simplemente dar gracias al santo. Se realiza una ofrenda floral a la imagen de la virgen que se colocó en 1963 en el fondo del mar, bajo uno de los arcos naturales que emergen al pie de este fantástico islote. Sólo en dos ocasiones más al año se ofrece misa en la ermita: el 31 de julio, día de San Ignacio de Loyola, y el 30 de diciembre.
  • Asimismo, también los creyentes acuden a San Juan para sanar sus males: para curar el dolor de cabeza (dejando algún objeto como la txapela, pañuelos…), para problemas de sueño o para problemas de fertilidad (dejando ropitas de bebé al pie de la imagen de Santa Ana).

Leyendas

Como ocurre en otros lugares, alrededor del innegable valor patrimonial e histórico de Gaztelugatxe han surgido a lo largo de los años multitud de leyendas y ritos.

En el último peldaño, junto al templo, aparece una huella. La leyenda cuenta que San Juan Bautista llegó desde Bermeo hasta la ermita dando tan sólo tres grandes zancadas. Las cuatro huellas dejadas en ellas, se dice que se sitúan: la primera, en el Arco de San Juan de Bermeo, la segunda junto al caserío Itsasalde, la tercera se ve en el alto de Burgoa y la última de ellas, se puede ver en el último escalón antes de llegar a la ermita. En ella, se puede leer una inscripción cincelada en la que pone “San Juan”

Fiestas

Hay varias fiestas a lo largo del año que incluyen una visita a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe desde las localidades cercanas.

  • San Juan. 24 de junio. Se celebra una romería tradicional que es especialmente popular entre la gente de Bermeo.
  • San Ignacio de Loyola. 31 de julio. Tiene lugar una romería desde el pueblo de Arrieta.
  • San Juan Degollado. 29 de agosto. La romería se hace desde el pueblo de Bakio que celebra en esos días las Fiestas de San Juan Degollado.