08 DE octubre DE 2021 10:17

Las personas usuarias conceden un notable a las playas en una temporada en la que la meteorología ha reducido la afluencia un 13%

Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural

La valoración global que hacen de los arenales es de 7,73 puntos sobre 10 y entre los diferentes indicadores analizados en la encuesta que anualmente realiza la Diputación Foral de Bizkaia destaca el de la seguridad, que con un 8,92 recibe la mejor nota de los últimos cinco años. Los servicios y equipamientos de las playas han recibido una calificación de 7,64 puntos, la más alta del último lustro. Este año ha crecido el porcentaje de personas que han acudido de forma esporádica a las playas de nuestro territorio, muy probablemente debido al factor meteorológico, y la duración media de la estancia en las playas es de 3,96 horas, algo más que la del pasado año, pero todavía por detrás de las más de 4 horas que pasaban las personas usuarias en la playa antes de la pandemia. Nueve de cada diez personas aseguran haberse sentido seguras respecto al mantenimiento de las distancias establecidas por las autoridades sanitarias para frenar la expansión del COVID-19. El equipo de socorristas ha atendido a 3.905 personas en los arenales vizcaínos, la mayoría por heridas (2.198) y por picaduras de sabirón (573). Tres personas han fallecido en las playas durante los cuatro meses de esta temporada. Se han cerrado playas en 14 ocasiones para mantener los niveles de aforo establecidos para frenar la expansión del COVID-19 y la bandera ámbar ha ondeado 140 veces.

Amaia Antxustegi

Las personas usuarias han vuelto a conceder un notable a las playas vizcaínas, en una temporada en la que la meteorología ha reducido un 13,03% la afluencia a los arenales. El factor meteorológico también ha influido en otras cuestiones, como la frecuencia con la que se ha acudido a los arenales, que, a diferencia de lo que ha ocurrido en anteriores ejercicios, ha sido mayoritariamente esporádica (45,9%).

Quienes acuden a las playas de nuestro territorio les han otorgado una valoración global de 7,73 puntos sobre 10, tal y como recoge la encuesta que anualmente realiza la Diputación Foral de Bizkaia para conocer distintos aspectos relacionados con estos espacios naturales. Las playas mejor valoradas han sido las de Karraspio (9,14), Laga (8,90) y Plentzia (8,77) y ninguno de los arenales baja del 6 en sus calificaciones.

El de la seguridad vuelve a ser el indicador que recibe una puntuación más alta: un 8,92, la mejor de los últimos 5 años. Y dentro de este aspecto, el servicio que prestan los socorristas es, de nuevo también, el que más se valora, recibiendo un 9,88. Con esta nota, este servicio mantiene la tendencia positiva en cuanto a calificación y registra la mejor valoración del lustro. La seguridad para el baño también mejora su puntuación, alcanzando el 9,67, algo que también ocurre con la eficacia de las y los hondartzainas, que recibe un 8,83.

La limpieza de los arenales recibe un 7,74 y entre los mejor valorados se cuentan Aritzatxu (8,35), Ogella (8,26) y La Arena (8,13). En el análisis de este indicador, además, ninguna playa baja del 7.

Otro de los aspectos que se analizan en el estudio sociológico que elabora la Institución foral es el de los servicios y equipamientos, que con un 7,64 han recibido la mejor calificación de los últimos años. Los aspectos mejor valorados son la claridad y la utilidad de la megafonía (7,99 y 7,75, respectivamente) y el número de duchas (7,32).

La encuesta foral también analiza de forma específica los servicios de pulseras para niños, que recibe un 8,72, y de baño asistido, al que se concede un 9,18.

En coche, esporádicamente

Los hábitos de las personas que acuden a las playas son también objeto de análisis en este estudio sociológico anual. En este sentido, la principal variación con respecto a ejercicios anteriores es que la inmensa mayoría de las personas encuestadas a lo largo de esta temporada aseguran haber acudido a los arenales de forma esporádica (así dice haberlo hecho el 45,9%, frente al 33,5% que dijo ir esporádicamente el año pasado). Este cambio viene motivado muy probablemente por la influencia de la meteorología.

Una variable que se mantiene con respecto a temporadas anteriores es que el medio de transporte mayoritario para trasladarse a las playas es el coche (el 52,9% llega a ellas utilizándolo), si bien en este apartado se ha producido un notable incremento de las personas que se han desplazado en metro, que pasan de representar el 5,3% en 2020 a ser el 10,4% este año.

La razón por la que se elige un arenal y no otro continúa siendo la cercanía y quienes acuden a ellos se bañan de forma muy mayoritaria (89,7%).

En cuanto al tiempo de estancia en las playas, se ha incrementado con respecto al año 2020, pasando de las 3,67 horas de media a las 3,96 horas diarias en esta temporada, si bien este nivel queda todavía lejos de las algo más de cuatro horas que pasaban de media las personas usuarias de estos espacios naturales antes de la pandemia.

9 de cada 10 personas se han sentido muy seguras con respecto a las medidas anti-COVID

Como ya hiciera el año pasado, la Diputación Foral de Bizkaia ha incluido en la encuesta de este año un apartado específico que analiza percepciones de las personas usuarias y cuestiones relacionadas con el COVID-19 y la visita a las playas. Una de las principales conclusiones que se extraen de las respuestas ofrecidas por estas personas es que prácticamente 9 de cada 10 (el 89,3%) se han sentido en todo momento seguras en los arenales respecto al mantenimiento de las distancias establecidas por las autoridades sanitarias en la arena y en el agua. Esta percepción de seguridad se ha incrementado notablemente con respecto al año anterior, en el que decía sentirse segura en la arena el 77,4% de las personas encuestadas y en el agua, el 74,9%.

El conocimiento de la bandera ámbar también se ha incrementado, aunque no significativamente, y se sitúa en el 77%. Y esta medida para dar a conocer que el nivel de aforo de las playas está alcanzando un nivel alto recibe una calificación por parte de las y los encuestados de 7,35 sobre 10.

El 21,7% de las personas encuestadas utilizaron la web antes de acudir a las playas y le conceden una nota de 7,52, y otro 12% consultó la aplicación BizkaiUP, que recibe una calificación de 7,08 puntos.

La afluencia baja un 13,04%

En cuanto a la afluencia a las playas, ésta se ha visto marcada este año por la meteorología, que ha dejado a lo largo de la temporada 54 días nublados, 10 lluviosos y 17 variables, en la mayoría de las ocasiones con temperaturas más frescas de lo normal para el verano. Esto ha hecho que se haya reducido un 13,03% la cantidad de personas que han acudido a los arenales de nuestro territorio, de manera que entre el 1 de junio y el 30 de septiembre han pasado por ellos 2.355.563 personas, frente a las 2.708.560 que lo hicieron el año pasado en una temporada, además, que se inició el 15 de junio, quince días más tarde de lo habitual.

Como ocurre año tras año, los meses de mayor afluencia han sido el agosto, con 890.209 personas usuarias y julio, con 745.422 personas. Y las playas que han recibido mayor número de visitantes han sido las de Ereaga (326.783 personas), La Arena (249.835), Arriatera-Atxabiribil (209.810), Gorliz (198.299) y Plentzia (152.139).

La influencia de la meteorología y el descenso de afluencia de personas que ha traído consigo se han traducido en una drástica reducción del número de ocasiones en las que ha ondeado la bandera ámbar a lo largo de esta temporada (140 veces frente a las 300 en las que se utilizó el año pasado). En todo ello ha influido también el hecho de que en días soleados y variables en los que la meteorología acompañaba el horario de las pleamares no ha coincidido con los momentos de mayor afluencia a las playas.

También han disminuido las situaciones de aforo completo: este año se cerraron playas en 14 ocasiones y el año pasado, en 20. En concreto, a lo largo del mes de junio se produjeron cierres el 13, 14 y 15; en julio, los días 5,9,10, 11, 18 y 24; en agosto, el 5, 10, 20 y 26, y en septiembre, el día 6. Estas situaciones de aforo completo se han producido en la mayoría de los casos en playas de reducidas dimensiones (especialmente en Aritzatxu) coincidiendo con la pleamar.

3.905 asistencias del equipo de socorristas

La reducción de la afluencia a las playas a lo largo de este verano se ha dejado notar también en el servicio de Prevención de Accidentes, Socorrismo y Asistencia que presta Cruz Roja para la Diputación Foral de Bizkaia, de manera que este servicio ha practicado un menor número de actuaciones: 3.905 frente a las 5.099 del año pasado. La mayoría de estas asistencias se han producido como consecuencia de heridas (2.198) y picaduras de sabirón (573), como ocurre habitualmente. Pero esta temporada ha sido un tanto diferente, ya que se han registrado tres fallecimientos en las playas, uno durante el mes de julio y otros dos, en agosto, si bien en ninguno de los tres casos la muerte se produjo por ahogamiento.

Dada la correlación existente entre el número de personas que acuden a las playas y el número de asistencias que practican las y los socorristas, los meses de agosto (1.363) y julio (1.352) han sido los momentos de la temporada en los que se han desarrollado la mayor parte de estas asistencias.

La mayoría de las atenciones practicadas se han desarrollado en el puesto de socorro (3,823) y sólo 79 precisaron de que la persona asistida fuera trasladada a un centro sanitario.

Las y los hondartzainas, por su parte, han registrado 1.178 incidencias durante esta temporada, frente a las 960 del año pasado, y han recogido 55 reclamaciones, lo que supone casi la mitad de las tramitadas en la temporada 2020, que sumaron 104.

501.640 kilos de residuos

Durante los cuatro meses de esta temporada, el servicio de limpieza de las playas ha recogido 501.640 kilos de residuos, de los cuales la mayor parte (295.858 kilos) proceden de lo que las personas usuarias depositan en las papeleras verdes (295.858 kilos). Los residuos que traen las mareas han sumado 163.762 kilos y los que se han recogido en las papeleras amarillas dispuestas en las entradas de los arenales, 42.020 kilos.


Fotos


Vídeos


Audios