27 DE julio DE 2021 10:00

Diputación licita la segunda fase de las obras de ampliación a un tercer carril de la N-636 en el puerto de Kanpazar

Departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial

Los trabajos, con un presupuesto de 1,7 millones de euros, comenzarán a finales de año y se desarrollará en el tramo del puerto de Kanpazar. Esta actuación da continuidad a las obras de ampliación del tercer carril ejecutadas este mismo año en esta misma vía.

La segunda fase de las obras de ampliación de un tercer carril en la N-636 arrancarán a finales de año y comprenderán el tramo del puerto de Kanpazar. El departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial ha iniciado el trámite de contratación con un presupuesto de licitación de 1.767.070 euros y los trabajos comenzarán a finales de este año.

El proyecto se ubica en la N-636 que une Durango y Arrasate, concretamente en el tramo del puerto de Kanpazar, caracterizado por su trazado sinuoso. Por el puerto discurren diariamente una media de 7.648 vehículos al día, de los cuales 1.468 son vehículos pesados y muchos de ellos son transportes especiales entre ellos. Además, tiene la peculiaridad de que entre las 7 y las 9 de la mañana se concentra el 20% del tráfico sentido Arrasate.

En la actualidad el puerto cuenta con varios tramos donde está permitido el adelantamiento, pero resultan insuficientes debido a la alta intensidad del tráfico y el gran número de camiones, lo que genera situaciones de peligro por adelantamientos indebidos, así como importantes retenciones. Para mejorar esta situación, el departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial diseñó una actuación sobre dos tramos del puerto en los que ubicar un tercer carril para vehículos lentos: un primer tramo ya ha sido completado entre los puntos kilométricos P35+800 y 36+620 y ahora, se procede a acometer este nuevo segundo tramo entre los puntos kilométricos 37+055 y 37+950.

Con la actuación proyectada en ambos tramos, se espera reducir el tiempo de recorrido del puerto de Kanpazar en horas punta de los vehículos ligeros (en sentido Elorrio- Mondragón) en 4,5 minutos de media.

Esta segunda fase tiene una corta longitud de apenas 900 metros y se pretende aumentar la anchura original de aproximadamente 7,4 metros, con un carril por sentido, a una nueva sección tipo que incluye 3 carriles de 3,5 m (dos de subida y uno de bajada).

Se ha buscado mantener el paquete de firmes ya presente en la carretera sin perjuicio de la regeneración de la capa de rodadura. Y también se ha proyectado una nueva red de drenaje más eficiente que la existente, conforme a todas las prescripciones ambientales que minimizan las afecciones al hábitat natural, en especial a la de especies protegidas.