28 DE septiembre DE 2020 10:55

Rementeria: “Este virus no va a vencernos. Bizkaia no va a pararse”

Unidad de apoyo al Diputado General

El Diputado General ha marcado como prioridad la generación de empleo y actividad económica, objetivo para el que ha enumerado proyectos como la Torre Bizkaia, adjudicado provisionalmente la semana pasada, la digitalización del comercio local a través del acuerdo suscrito con BBK y el sector el pasado 24 de septiembre, o la puesta en marcha en unas semanas del portal Invest in Biscay para atraer inversión extranjera. En el pleno de política general celebrado hoy en Gernika, también ha anunciado un cambio de modelo en la prestación de servicios ligados a la atención de las personas mayores, prolongando la permanencia en sus hogares, con centros residenciales lo más parecidos a un hogar posible y ofreciendo formación a las y los profesionales sanitarios para mejorar la asistencia que prestan y la remuneración que reciben. Rementeria también ha desgranado otros proyectos para hacer de Bizkaia un territorio verde, digital y con igualdad entre sus comarcas, como la aprobación mañana de una licitación por importe de 10 millones de euros para llevar internet a todos los rincones del territorio, el impulso del uso de la bicicleta o el establecimiento de una fiscalidad alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El Diputado General Unai Rementeria

Este virus nos podrá condicionar, pero no va a vencernos. Vamos a seguir trabajando, condicionados, sí, pero gestionando el día a día, buscando soluciones a los problemas, impulsando proyectos vitales para Bizkaia, construyendo ese territorio mejor que debemos a las próximas generaciones. Condicionados, sí; resignados, no. Derrotados, nunca. Con estas palabras, el Diputado General de Bizkaia, Unai Rementeria, ha ratificado su compromiso para sacar adelante nuestro territorio a pesar de todos los problemas generados por una pandemia que en seis meses ha detenido los resultados positivos de los últimos años. Bizkaia no puede pararse y no va a pararse, ha insistido en el pleno de política general celebrado hoy en la Casa de Juntas de Gernika.

En su intervención, que ha comenzado recordando a todas las personas fallecidas con COVID-19 y a sus familias, Rementeria ha realizado un diagnóstico de la situación en la que ha sumido al territorio esta pandemia, con un incremento del paro que sitúa la tasa en el 11,9% (un punto más que en 2019), el retroceso del sector de la construcción o la crisis en la que se encuentran sectores como el comercio y la hostelería -daños que confío en que sean temporales y que se cumplan las previsiones que auguran una recuperación notable a partir de 2022-, pero también con la evolución al alza de industrias como la eléctrica, el sector tecnológico, que está al 95% de capacidad; la automoción, en la que muchas de sus empresas están por encima del 90% de capacidad productiva ocupada; la distribución alimentaria, la industria farmacéutica o la de la bicicleta.

Esta pandemia también va a pasar. Y cuando pase nos tiene que coger en marcha, ha indicado Unai Rementeria, al tiempo que ha subrayado que la Diputación seguirá arrimando el hombro para que así sea. En ese sentido, ha adelantado que próximamente la Diputación va a aprobar la exención del pago fraccionado del tercer trimestre para todas las personas físicas que realizan actividades económicas, lo que va a suponer una inyección de alrededor de 10 millones de euros, y que se va a adelantar la devolución del Impuesto sobre Sociedades a las 901 microempresas y pequeñas empresas de Bizkaia que han solicitado dicha devolución, de manera que podrán cobrarla el 30 de septiembre y no esperar a diciembre o los primeros meses del año.

En ese arrimar el hombro, el Diputado General se ha marcado tres prioridades: la primera, ayudar a recuperar y generar actividad económica y empleo; la segunda, mejorar y modernizar la acción social, la red que protege a las personas que lo necesitan, y la tercera, la consecución de una Bizkaia verde, digital y con igualdad máxima entre comarcas.

En ese primer eje prioritario, el del empleo y la actividad económica, se sitúan proyectos como:

  • la Torre Bizkaia, que se adjudicó la semana pasada y que servirá para preparar las semillas de las grandes empresas del futuro, las que darán empleo y bienestar a las próximas generaciones. Esta pandemia ha incrementado la necesidad de este centro internacional de emprendimiento. Necesitamos poner rumbo al futuro de la economía y el empleo de Bizkaia, ha señalado Rementeria sobre la torre.
  • el impulso a la digitalización del comercio local a través del acuerdo a tres bandas con el sector y la BBK suscrito el 24 de septiembre para trabajar en cuestiones claves como la formación de las y los comerciantes en habilidades digitales, la búsqueda de nuevos canales para llegar a la persona consumidora, el impulso y mejora de la venta online, la articulación de alianzas o el desarrollo de proyectos de inteligencia artificial.
  • El proyecto Escuela 42 Bizkaia compartido con Telefónica, que echa a andar con la firma del convenio el 8 de octubre y en el que la Diputación invertirá 5 millones de euros para garantizar su actividad de cuatro años de duración. Las obras para habilitar el espacio que acogerá esta iniciativa en la Torre Urduliz arrancarán también en octubre para acoger la escuela de programación más innovadora del planeta, con 29 campus abiertos en todo el mundo y 700 estudiantes en nuestro territorio.
  • El plan de empleo de la Diputación Foral de Bizkaia, cuyos primeros resultados han sido muy positivos, ya que ha contribuido a convertir 215 contratos en indefinidos y ha atendido 300 solicitudes a través del programa Manten y con el programa Kontrata ha ayudado a firmar 171 contratos temporales y 80 indefinidos. Además, todos los ayuntamientos y behargintzas que han solicitado ayudas a la Diputación van a poder llevar a cabo sus proyectos; se va a trabajar por la contratación de un sector con especiales dificultades para entrar en el mercado laboral, las personas que acaban de terminar sus estudios universitarios, a través del programa Kontrata 30; el programa de autoempleo facilitará la empleabilidad y el inicio de negocio a 1.200 personas este año, y se impulsará la recolocación de 120 personas jóvenes con los programas mixtos de empleo-formación ya en marcha.
  • La puesta en marcha en unas semanas del portal digital Invest in Biscay, que recoge toda la información necesaria para que empresas del mundo inviertan y se instalen en nuestro territorio, dentro de la estrategia de atracción de empresas y capital extranjero que se mantiene operativa pese a que ahora mismo es casi imposible moverse. Pero llegarán otros tiempos y nosotros seguimos trabajando para posicionarnos.

El segundo de los ejes prioritarios, el del cambio de modelo en los servicios sociales ligados a la atención a quienes lo necesitan, se articula en torno a tres cuestiones:

  • Ofrecer un sistema de apoyos y cuidados en el hogar basado en la tecnología, con monitorización permanente y combinado con servicios especializados en un centro de referencia próximo al domicilio que incorpore cuidados sociales y sanitarios y dirigido a las personas cuidadas y, también, a las personas cuidadoras. Un sistema que contribuya a que las personas mayores puedan permanecer en sus casas el mayor tiempo posible y que persigue como objetivo último mejorar la calidad de vida tanto de la persona en situación de dependencia como de las personas que cuidan de ellas.
  • La transformación de la red de centros residenciales, que "pasa por impulsar la especialización de la red actual y establecer tipologías de centros: primero, una red amplia de centros residenciales abiertos a la comunidad, hogares para las personas, no sanitarizados, organizados en unidades convivenciales de pequeño tamaño (15-20 personas), prioritariamente en entornos urbanos y con espacios de convivencia intergeneracional. A nivel comarcal, designar un centro residencial de referencia que pueda dar apoyos especializados (formación, capacidad asistencial, orientación, coordinación, recursos compartidos...) y que actúe como guía casos de cuidados más complejos y que sirva también para la rehabilitación tras estancias hospitalarias.
  • El impulso de la cualificación y formación de las y los profesionales sociosanitarios, de manera que se mejore la asistencia a las personas usuarias de estos servicios y, también, la remuneración que reciben estos trabajadores y trabajadoras. Los Departamentos de Acción Social e Igualdad y Empleo de la Diputación trabajan ya conjuntamente en el diseño de un programa formativo junto con Lanbide que ofrezca una mejora continuada en los protocolos de atención a las personas y que permita también desarrollo profesional en todos los sentidos a los profesionales que atienden a estas personas, ha indicado el Diputado General.

En cuanto a la búsqueda de una Bizkaia verde, digital y con la máxima igualdad entre sus comarcas, Unai Rementeria ha destacado dos proyectos:

  • El primero y más urgente, la extensión de la banda ancha de última generación a todo el territorio. Un proyecto cuya licitación se aprueba mañana en el consejo de gobierno por importe de diez millones de euros con los que se pretende llevar internet a todos los rincones de Bizkaia, especialmente a las zonas rurales. "Hace unos días recibimos el visto bueno del Gobierno español a nuestro plan y mañana licitamos una convocatoria de subvenciones para impulsar la extensión de redes de banda ancha a zonas diseminadas de nuestro territorio, con una capacidad mínima de 300 megas simétrico, totalmente alineado con la Agenda Digital de Europa y con un plazo máximo de ejecución fijado para el 1 de junio de 2023", ha explicado el Diputado General, que ha indicado que este proyecto arrancará en Arratia, Mungialdea y Enkarterri.
  • La apuesta por la bicicleta como medio de transporte para lograr una movilidad mejor, más ordenada, más eficiente, más sostenible y cómoda. En ese sentido, Rementeria ha apuntado que se está trabajando en una estrategia clara, integradora, con visión a medio y largo plazo, con acción a corto, apoyada en la experiencia y el conocimiento y que avance desde la autocrítica de lo que hemos hecho y no ha servido. Así, antes de final de año se va a oficializar un grupo de trabajo de referencia, impulsor de esta estrategia e integrado por las universidades de Deusto y de Breda (Holanda), por el Consorcio de Transportes de Bizkaia, por Orbea y por la Diputación Foral de Bizkaia. Entre las funciones de este grupo está la creación de una Oficina de asesoramiento, desde la que se ofrecerá el conocimiento y experiencia de estas entidades tanto a la Diputación como a los ayuntamientos y a quienes quieran potenciar la movilidad en bicicleta. También se trabajará en el inicio de un programa de Formación Profesional dual para formar a profesionales de la industria de la bicicleta y, una vez sacados adelante estos proyectos, se valorará la creación del Bike Intelligence Center, el centro de referencia para el impulso de esa movilidad en bicicleta. El camino nos dirá si damos ese paso o no. Pero lo que llegarán serán hechos como los bidegorris interurbanos o bicipistas entre entre Amorebieta y Durango, la bicipista de la Margen Derecha entre Getxo y Bilbao por la orilla de la ría y, posiblemente -subrayo posiblemente- algún tipo de medida para favorecer la bicicleta en la N-634 entre Galdakao y Basauri, ha señalado.

En la parte final de su intervención ante los grupos junteros reunidos en el pleno de hoy, el Diputado General se ha referido a tres cuestiones vinculadas con la disponibilidad de recursos económicos, que se ha visto también afectada por la pandemia. En ese sentido, ha adelantado que la Diputación Foral de Bizkaia ha presentado una relación de XX proyectos transformadores del territorio para optar a los fondos europeos de reconstrucción. Proyectos alineados con los ejes europeos, con la sostenibilidad, el Green Deal, con la digitalización y con la creación de actividad económica y empleo. Son los proyectos de legislatura, ha dicho Rementeria, que ha reivindicado que merecemos parte de esos fondos porque son grandes proyectos, transformadores y buenos para Bizkaia, Euskadi y Europa, pero principalmente buenos para las personas, para su calidad de vida y bienestar.

En concreto, estos proyectos se agrupan en cuatro áreas: proyectos de transformación económica mediante la digitalización, la apuesta por energías limpias y el emprendimiento (Centro Internacional de Emprendimiento -Torre Bizkaia-, Nagusi Intelligence Center, hub del hidrógeno, Basque Cloud & Artificial Intelligence Center, plan de transformación digital y reactivación del comercio local, Escuela 42 Bizkaia), proyectos de transformación de la movilidad en una movilidad sostenible e inteligente (plan de movilidad en bicicleta, extensión del Metro a Galdakao, al hospital de Usansolo y a los barrios del sur de Bilbao; conexión subfluvial entre ambas márgenes de la ría, conexión de la Variante Sur Metropolitana con la AP-68) y proyectos de desarrollo rural e igualdad de oportunidades mediante la digitalización, la salud y el cuidado del medio ambiente (extensión de la banda ancha a todas las comarcasde Bizkaia, plan de regeneración del puerto de Bermeo, plan maestro para regenerar las orillas de la ría y extender el efecto Bilbao a toda la metrópoli; transformación de la antigua vía de tren Vía Vieja de Lezama en vía verde, proyecto de centros comarcales socio-sanitarios de referencia, centro piloto intergeneracional en Getxo y programa de impulso a la digitalización de la administración) y proyectos de transformación mediante el impulso a la cultura (Koba, espacio para la protección y difusión del arte rupestre en Lekeitio; recuperación del bosque de Oma y ampliación del Museo Bellas Artes).

La segunda de las cuestiones vinculadas con los recursos económicos es la propuesta que ha puesto encima de la mesa para aprobar una fiscalidad acorde con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. En ese sentido, ha indicado que la Diputación Foral de Bizkaia lleva desde mayo trabajando con la prestigiosa profesora Mariana Mazzucato y el University College London en esa propuesta de fiscalidad acorde con los ODS. No concebimos la recuperación económica son Objetivos de Desarrollo Sostenible, porque sólo eso nos permitirá tener una Bizkaia mejor en un mundo mejor. Tanto la Diputación como la UCL comparten un mismo objetivo: contribuir a que el crecimiento económico en Bizkaia sea acorde a esos objetivos, convirtiendo el territorio en un auténtico living lab del New Green Deal, y que Bizkaia se convierta en un modelo transferible a otras jurisdicciones fiscales que quieran aplicar el mismo enfoque a sus políticas. Aspiramos a ser la primera Administración pública de ámbito no estatal en diseñar políticas fiscales alineadas con los ODS que impulsa la ONU, ha explicado Rementeria, que ha señalado el horizonte de final de año para presentar los primeros resultados de esa colaboración.

El Diputado General se ha referido también a la actualización prevista de la Ley de Aportaciones, indicando que para el siguiente modelo se deberá trabajar primero en un consenso entre los propios ayuntamientos y también entre las diferentes sensibilidades políticas. Y desde el consenso, presentar en estas Juntas un proyecto de norma foral. Las bases para ese acuerdo serán el respeto a la autonomía municipal y el cumplimiento del principio de riesgo compartido y de las competencias reconocidas por las leyes vigentes.

A modo de conclusión, Rementeria ha subrayado que Bizkaia ha aguantado esta pandemia porque somos una sociedad muy fuerte. Por eso han aguantado las residencias, el sistema sanitario, el servicio público, el transporte... Hemos sufrido mucho, pero todo sigue en pie. Bizkaia sigue en pie y no es casualidad ni suerte; es el trabajo continuado y constante de todos estos años, de muchos días y muchas personas. Y, en ese sentido, ha concluido su intervención apelando a la mirada interior de cada persona y a conservar los valores que tenemos como sociedad: El futuro pasa por el compromiso personal, por adoptar la mejor versión de cada uno y por buscar siempre una solución, un punto intermedio. Pasa por aceptar los matices. Los problemas pueden ser coyunturales, pero la respuesta, el espíritu, los valores, tienen que ser estructurales, especialmente en coyunturas como ésta y especialmente en Bizkaia. No podemos perder el valor añadido que siempre hemos tenido como sociedad, territorio y país. Los valores que nos han traído hasta aquí. Vivimos un momento extraordinario que requiere un comportamiento extraordinario de todos y todas.


Fotos


Vídeos


Audios