20 DE mayo DE 2020 12:20

La Diputación Foral de Bizkaia se reúne el viernes con los ayuntamientos para determinar las condiciones de apertura de las playas

Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural

En el encuentro, la Institución foral y los consistorios analizarán las medidas necesarias para garantizar la distancia de seguridad en los arenales vizcaínos, los instrumentos legales para hacer efectiva esa garantía y la manera de prever los momentos de mayor aglomeración, atendiendo a criterios como la superficie de la playa en bajamar y pleamar. La Diputación planteará a los responsables municipales trabajar con el horizonte de abrir la temporada de playas el próximo 15 de junio.

La Diputación Foral de Bizkaia se reunirá este viernes con los ayuntamientos que tienen playa en nuestro territorio para determinar las condiciones en las que se producirá la apertura de la temporada de este año. La Institución foral planteará a los responsables municipales trabajar con el horizonte de que esa apertura se produzca el 15 de junio en esta reunión que celebra anualmente dentro del Sistema Integral de Gestión de playas, pero que en esta ocasión tiene un carácter especial por la situación en torno a la COVID-19.

El encuentro con los consistorios se ha convocado con un orden del día que incluye el análisis de las medidas necesarias para garantizar la distancia de seguridad en los arenales, los instrumentos legales para hacer efectiva esa garantía y la manera de prever los momentos de mayor aglomeración, atendiendo a criterios como la superficie de la playa en bajamar y pleamar, los datos de afleuncia en años anteriores o las condiciones meteorológicas.

En esta reunión se tratará de establecer un borrador del plan municipal de contingencia para hacer frente a la COVID-19 en cada playa. Un plan en el que, además de recoger aspectos comunes como las medidas de funcionamiento de los servicios que presta la Diputación (socorristas, hondartzainas, limpieza y mantenimiento de las playas), cada ayuntamiento determine las medidas que se adoptarán para cuestiones que dependen de su gestión directa, como la limpieza de los baños, el establecimiento de pautas de uso de las playas en la arena o el mar o las medidas a establecer en las zonas de aparcamiento o en el caso de la vigilancia policial de los arenales.

Estas medidas se corresponderán con las recomendaciones de uso de las playas que establezca el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y se tratará de que sean lo más homogéneas posibles en todo el territorio, pero siempre teniendo en cuenta las singularidades de cada uno de los arenales.  La Diputación Foral de Bizkaia pondrá para ello a disposición de los ayuntamientos los recursos del Sistema Integral de Gestión de playas, de manera que puedan compartir buenas prácticas que se vayan desarrollando de cara a esa homogeneización.

Del mismo modo, se planteará la limitación de aforo en el caso del baño asistido, para garantizar la distancia de seguridad entre las personas usuarias de este servicio.