17 DE abril DE 2020 11:00

La Diputación inicia las obras de reparación de dos viaductos de la A-8 a su paso por Trapagaran

Departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial

Los trabajos tienen como objetivo corregir un desplazamiento del tablero producido por el asentamiento de uno de los estribos de las estructuras, construidas hace cuatro décadas. Esta actuación se realizará en dos fases, no causará afecciones relevantes al tráfico y costará 2,1 millones de euros.

A8

La próxima semana comienzan los trabajos para reparar dos viaductos de la autopista B-10 (anteriormente A-8) a su paso por Trapagaran, en los que se ha producido un desplazamiento de los tableros de unos quince centímetros. La dinámica de inspección periódica realizada por el servicio de conservación del Departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial ha permitido identificar esta patología para poder actuar sobre la misma.

Los estudios técnicos han determinado que el origen está en el asentamiento de uno de los estribos de ambos viaductos, construidos hace cuatro décadas. Ese movimiento del estribo sur ha producido un empuje sobre los tableros, cerrando las tres juntas de dilatación de cada viaducto y provocando agrietamientos en varias pilas. Así mismo ha causado daños en los aparatos sobre los que se apoyan los tableros.

Para recuperar el estado original de ambas estructuras se ejecutará junto a los dos estribos sur sendos muros de revestimiento de hormigón armado cimentados mediante micropilotes y anclados al estrato rocoso. El tesado de esos muros permitirá recuperar el desplazamiento de cada estribo, de modo que los tableros acompañen ese movimiento. Esta operación se monitorizará en tiempo real para realizarse con exactitud, empleando técnicas de control para medir el desplazamiento relativo entre los tableros y las pilas y los estribos.

Los trabajos de esta primera fase tendrán una duración de cuatro meses, y servirán para estabilizar y reforzar el estribo, permitiendo así recuperar el espacio de las juntas de dilatación. En una segunda fase se procederá a renovar los aparatos de apoyo de los tableros y a reparar los agrietamientos en las pilas. El plazo de ejecución de ambas fases es de 14 meses.

Para evitar afecciones al tráfico, los trabajos se acometerán desde la parte inferior de las estructuras, y únicamente será necesario realizar cortes de carril, que no serán permanentes, para realizar las labores de instrumentación y para cambiar las juntas de dilatación. En todo caso, esas labores se realizarán en horario nocturno, minimizando la afección al tráfico.

Estructuras 2048 y 2049

Las estructuras 2048 y 2049, construidas en la primera mitad de la década de 1980, se levantan en el PK 126 de la BI-10 (anteriormente, A-8), en Trapagaran, sustentando la 2048 la calzada en sentido Cantabria y la 2049 la calzada en sentido Gipuzkoa. Actualmente soportan una intensidad media de tráfico de 115.000 vehículos al día, con intensidades horarias de hasta 6.500 vehículos.

Cada uno de estos dos viaductos gemelos, de 295,90 metros de longitud y nueve vanos, dispone de dos tableros, separados entre sí y de los estribos por juntas de dilatación de cinco centímetros. Ambos viaductos estriban en sus extremos en cargaderos de hormigón sobre muros de tierra armada. En el lado norte esos muros se asientan sobre ladera de roca, y en el lado sur están cimentados sobre una capa de unos diez metros de suelo. Es en este estribo sur donde la inspección técnica ha detectado la patología sobre la que se va a realizar esta actuación.

Inspección de estructuras

El servicio de conservación del departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial realiza periódicamente la inspección de estructuras, que alcanza a las 520 estructuras más relevantes de la red foral de carreteras. En cada inspección se determinan los índices de servicio (juntas, sistemas de contención, elementos de drenaje, capa de rodadura y transiciones) y los índices de estado (fisuración de los elementos resistentes, pilas, vigas, estribos, etc.).

De forma complementaria a las labores de inspección de estructuras, el departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial monitoriza en tiempo real el comportamiento de quince viaductos de la red de alta capacidad. Estas estructuras 2048 y 2049 se incorporarán también a esa monitorización ya que durante estos trabajos se aprovechará para instalar sensores que permitan controlar los movimientos y los esfuerzos de la estructura, de modo que se pueda anticipar la actuación ante cualquier problema.


Fotos


Vídeos


Audios