Puente de Ondárroa

En el año 1527 Ondárroa recibió una Real Provisión que comisionaba al Corregidor de Bizkaia para que se informara sobre la necesidad de reparar el puente de la villa y los fondos de que disponía para la obra. El puente está documentado por primera vez en el año 1346, apenas diecinueve años después de la fundación de la villa, y desde entonces hasta la actualidad ha servido de paso sobre el Artibai sin apenas interrupciones. El puente que vemos hoy es el sucesor directo del que se construyó en 1689, a pesar de haber sido derruido al menos dos veces en 1936 y 1953.