PERFILES Y ACCESO PARA LAS UNIDADES DE REFERENCIA DE COVID-19 BIRJINETXE E IGURCO UNBE

En el actual contexto, las personas que viven en centros residenciales y sociosanitarios son muy vulnerables por su edad y/o la acumulación de múltiples patologías crónicas y en un elevado número de casos el traslado a un servicio centro hospitalario no sólo no cambia el pronóstico, sino que puede tener consecuencias negativas para la propia persona, además de poder incidir en una transmisión descontrolada de la enfermedad.

En este contexto los objetivos que parecen más adecuados son atender de manera adecuada los casos de coronavirus en centros residenciales y centros sociosanitarios y minimizar las posibles consecuencias negativas de la derivación a centros hospitalarios de los casos que no se beneficiarán de ese nivel asistencial.

Para cumplir con estos objetivos es fundamental tanto la detección precoz y contención de la propagación de la infección en los centros y el apoyo en la atención sanitaria de los mismos.

Pero además resulta imprescindible la articulación de unidades especializadas de nivel intermedio y de carácter sociosanitario para atender casos de infección por coronavirus que no son sostenibles en la red de recursos sociales y no se beneficiarían de la atención hospitalaria.

Adjuntamos por tanto información sobre estas unidades

UNIDADES ESPECIALIZADAS

Dotación de plazas

Serán dos unidades una en Bilbao y otra en Erandio con un total de 184 plazas.

Perfil de personas a las que están orientadas

Las personas deberán cumplir los siguientes criterios:

  • Ser persona usuaria de la red residencial de Bizkaia.
  • COVID-19 positivo en fase de contagiosidad.
  • Y que además cumpla con alguno de los siguientes criterios:

    Para derivaciones desde los centros residenciales

    • Criterio Clínico. Clínica de complejidad moderada-grave que exijan un tratamiento médico y de cuidados más intensivo, pero sin estar en situación crítica que exigiría su ingreso hospitalario. Como norma general todos los casos de personas de este perfil deben ser consensuados con la Unidad de referencia para una derivación y tratamiento más intensivo sin recurrir a la hospitalización.
    • Criterio epidemiológico. Residente con PCR COVID-19 positivo, en residencias que no puedan asegurar por su dimensión o recursos un aislamiento eficaz partiendo de las premisas un aislamiento domiciliario.

    Para derivación desde servicios hospitalarios

    • Criterio epidemiológico. COVID-19 positivo en fase de contagiosidad cuya alta se podría producir a un recurso residencial, pero este recurso no reúna criterios de seguridad y aislamiento necesario. Como norma general las altas se deben producir a los recursos de origen, pero si existiera una imposibilidad motivada para poder asumirla podría derivar a la Unidad de referencia.
    • Criterio clínico. En situaciones de alto estrés y superación de recursos hospitalarios Paciente COVID-19 positivo en fase de contagiosidad, con una clínica de complejidad moderada grave o en situación paliativa.

Acceso

Las Unidades de referencia tendrán un acceso unificado para las 184 camas, aunque a efectos organizativos se puede plantear la sectorización por zonas sanitarias para una ordenación de las demandas. En cualquier caso, en situaciones de desbordamiento dicha sectorización no será hermética.

El acceso se solicitará mediante mensaje a la siguiente dirección postal: unidades.sociosanitarias@bizkaia.eus

Dicho mensaje contendrá la siguiente información:

  • Breve exposición del motivo por el que no se puede atender la situación concreta en el centro residencial
  • Persona de contacto y número de teléfono para posible contacto

La solicitud se tramitará de forma inmediata intentando dar una solución al problema planteado en un plazo razonable que nunca podrá sobrepasar las 4 horas.

Para consultas puntuales de urgencia el teléfono de contacto es el 94 406 7280.

Es importante tener en cuenta que siempre que sea posible deberemos procurar que las personas permanezcan en la residencia en la que viven. Por lo que este recurso intermedio no puede ser considerado un recurso de derivación sistemática de residentes con COVID-19 positivo desde los centros residenciales ni desde los hospitales.

Dentro de la situación de urgencia que estamos viviendo, se intentará dar la atención más adecuada en cada momento, con una gestión individualizada, en términos sanitarios, sociales y siempre desde la perspectiva de la humanización.

Perfiles y acceso (245KB)

UNIDAD SOCIOSANITARIA PARA PERSONAS COVID+ DE ALTA HOSPITALARIA Y EN SITUACIÓN DE FRAGILIDAD SIN POSIBILIDAD DE RETORNO A DOMICILIO

Dotación de plazas

Unidad con 22 habitaciones y un máximo de 44 plazas, ubicada en La Casa del Mar de Santurtzi.

Perfil de las personas a las que está orientada

Las personas deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • COVID19 positivo en fase de contagiosidad.
  • Estar en situación de fragilidad (situación de dependencia leve o de riesgo de dependencia). Se considerarán situaciones asimilables que no tengan valoración realizada
  • No requerir apoyos asistenciales intensos
  • No tener graves problemas de movilidad, poder mantener la bipedestación.

Y además, debe concurrir alguna de las siguientes situaciones que impidan realizar la convalecencia en aislamiento en su propio domicilio:

  • No existe ninguna persona cuidadora o la persona cuidadora es frágil, no existiendo otras personas que puedan asumir dicho cuidado.
  • En el domicilio conviven personas con situación de salud de riesgo, a las que es necesario evitar el contagio.
  • Existiendo alguna persona cuidadora, ésta atiende a otras personas frágiles y, no podría asumir el cuidado de más personas.

Duración de las estancias

La duración de la estancia, siempre que su situación clínica lo permita, será de un máximo de 14 días, ajustándose a lo establecido en la revisión de 12 de abril de 2020 del Protocolo de vigilancia de coronavirus SARS-CoV-2 del Departamento de Salud, que en el punto 4. “Manejo de casos de Covis-19” que dice textualmente:

-Los casos probables y confirmados que han requerido ingreso hospitalario podrán recibir el alta hospitalaria si su situación clínica lo permite, aunque la PCR siga siendo positiva, pero en este caso deberán mantener aislamiento de 14 días desde el alta hospitalaria, siempre que hayan transcurrido tres días desde la resolución de la fiebre y el cuadro clínico.