Tras el obligado parón en el servicio debido a la situación originada por la COVID-19, que obligó a mantener únicamente abiertos los 9 garbigunes centrales del territorio, la actividad regresa a las 23 instalaciones de este tipo repartidas por el territorio. La Diputación Foral de Bizkaia reabre así la totalidad de la red de garbigunes en los horarios habituales (de 9:00 a 13:25 y de 15:30 a 18:00 horas) de lunes a viernes.

Debido a las restricciones impuestas a consecuencia de la crisis provocada por el coronavirus, desde el pasado 17 de marzo sólo se han mantenido operativos los 9 garbigunes centrales (Barakaldo, Basauri, Durango, Erandio, Gernika-Lumo, Getxo, Güeñes, Igorre y Markina), para que los gremios pudieran seguir depositando escombros y restos de obras en ellos. En este período, el servicio ha demostrado ser capaz de atender las necesidades de los sectores que mantenían su actividad únicamente con esas nueve instalaciones operativas, pero la flexibilización de las restricciones impuestas por el estado de alarma permiten en este momento atender la demanda de la ciudadanía y abrir de nuevo estas instalaciones, aunque aplicando todas las medidas de seguridad necesarias para garantizar la salud tanto de las personas usuarias como del personal que trabaja en ellas.

Inicialmente, la red de garbigunes estará operativa de lunes a viernes, pero a mediados de junio está previsto retomar la actividad también los fines de semana (los garbigunes centrales funcionan sábados y domingos; el resto, sólo los sábados).

Garbigunes móviles

Por otro lado, la Diputación Foral de Bizkaia, a través de su sociedad pública Garbiker, pone de nuevo en marcha el servicio de garbigunes móviles, que volverán a recorrer los municipios de Bizkaia con el objetivo de fomentar y acercar el reciclaje a la ciudadanía.

Dado que el nivel de uso de los garbigunes móviles ha sido importante y que ayuntamientos y mancomunidades han hecho llegar a Garbiker las peticiones de la ciudadanía para repetir la experiencia o incluso mantener una unidad permanente, la sociedad pública foral Garbiker y la Diputación han decidido ampliar este servicio en los próximos meses. De esta manera, el regreso de los garbigunes móviles se desarrollará hasta el mes de septiembre con la misma frecuencia con la que se había venido prestando el servicio (una semana laborable en cada municipio), pero a partir del mes de octubre se aumentará la frecuencia y el período de estancia en cada municipio. También podrá aumentar así el número de localidades que se han adherido hasta ahora a la iniciativa. Esta ampliación del servicio será posible gracias a la adquisición de cuatro nuevos garbigunes móviles para completar una inversión de más de 200.000 euros.