La Diputación Foral de Bizkaia ha articulado mecanismos de vigilancia, prevención y actuación directa para responder de manera inmediata ante posibles nuevos brotes del Covid-19 en los centros de los servicios sociales donde residen personas particularmente vulnerables, especialmente personas mayores.

El escenario actual y futuro en el contexto de la pandemia Covid-19, con un restablecimiento progresivo de servicios y la convivencia de los centros, requiere del diseño y organización de una respuesta sistemática para el seguimiento y el control de la evolución del coronavirus en la comunidad y, especialmente, en el ámbito residencial, mientras no haya una respuesta terapéutica efectiva o vacuna.

La Diputación Foral de Bizkaia tiene establecido un marco de trabajo conjunto con el Departamento de Salud del Gobierno Vasco, concretamente con las Unidades de Vigilancia Epidemiológica, para la detección precoz de los casos de Covid-19 en los centros residenciales y en la comunidad; para el seguimiento de los contactos estrechos en dichos centros de los casos positivos confirmados y para poder minimizar la transmisión en los centros residenciales y consecuentemente también a la comunidad.

En este sentido, el Departamento de Acción Social ha activado tres equipos de respuesta rápida conformados por profesionales del Instituto Foral de Asistencia Social (IFAS) que intervendrán de manera inmediata en centros residenciales ante casos con síntomas Covid-19 y/o positivos para identificarlos y evitar la expansión del virus dentro de los mismos. La intervención de estos equipos consiste, por un lado, en tareas de asesoramiento y apoyo a los centros en la revisión o modificación de la sectorización o plan de contingencia y, por otro, de realización de pruebas diagnósticas a contactos estrechos.