SILICIE. Cuestiones generales

  • ¿Qué es el SILICIE?

    Desde el 1 de enero de 2020, se implanta un nuevo sistema para el cumplimiento de la obligación de llevanza de la contabilidad de los productos objeto de los Impuestos Especiales de Fabricación.

    El nuevo sistema desarrolla lo dispuesto en el artículo 50 del Reglamento de los Impuestos Especiales en relación con el cumplimiento de las obligaciones contables relativas a los Impuestos Especiales de fabricación a través de la Sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia mediante el suministro electrónico de los asientos contables.

    De forma transitoria se habilitará la presentación en la Oficina Virtual de Hacienda y Finanzas – Bizkaibai y entre tanto, todas las referencias a la Sede Electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia se entenderán realizadas a la anterior.

  • Los establecimientos afectados por la normativa reguladora de los Impuestos Especiales deben llevar una contabilidad de los productos objeto de dichos impuestos, y en su caso, las materias primas necesarias para obtenerlos, en los términos establecidos en el artículo 50 del Reglamento de los Impuestos Especiales y su normativa de desarrollo.

    La contabilidad deberá reflejar los procesos, movimientos y existencias de los productos objeto de los Impuestos Especiales y, en su caso, de las materias primas necesarias para obtenerlos, incluidas las diferencias que se pongan de manifiesto con ocasión del almacenamiento, fabricación o circulación.

  • El sistema SILICIE se aplicará a partir del 1 de enero de 2020, debiendo ser objeto de suministro electrónico a través de la Sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia los asientos contables correspondientes a movimientos realizados a partir de esta fecha.

    Con carácter general, los titulares de establecimientos obligados a la llevanza de la contabilidad a través de la Sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia deberán suministrar los asientos contables correspondientes a los movimientos y operaciones realizados a partir del 1 de enero de 2020.

    No obstante, los titulares de estos establecimientos podrán realizar el suministro de los asientos contables correspondientes al año 2020 durante el período comprendido entre el 1 de enero y 31 de marzo de 2021.

    Quienes se acojan a lo dispuesto en el párrafo anterior deberán cumplir hasta el 31 de diciembre de 2020 las obligaciones contables previstas en el artículo 50 del Reglamento de los Impuestos Especiales conforme a la redacción de dicho artículo vigente a 31 de diciembre de 2019, así como realizar la presentación de la declaración de operaciones prevista en el apartado 5 del artículo 44 del citado Reglamento.

  • Estarán obligados a la llevanza de la contabilidad de los Impuestos Especiales a través de la Sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia los titulares de los siguientes tipos de establecimientos que radiquen en el Territorio Histórico de Bizkaia.

    • Fábricas
    • Depósitos fiscales
    • Almacenes fiscales
    • Depósitos de recepción
    • Fábricas de vinagre
  • Si. Con carácter general, los elaboradores de vino (bodegas) tienen la condición de fábrica, a efectos de los Impuestos Especiales, estando obligados a la llevanza de la contabilidad a través de la Sede Electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia.

    No obstante, los elaboradores de vino cuyo volumen de producción anual (computando la de todos los establecimientos de los que sean titulares) no sea superior a 100.000 litros, podrán ser autorizados, previa solicitud, por la Sección de Impuestos Especiales e Impuestos Medioambientales del Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Bizkaia (Sección de IIEE e IIMM), para la llevanza de la contabilidad de los Impuestos Especiales mediante libros foliados en soporte papel.

  • Con carácter general, los destiladores tienen la condición de fábrica, a efectos de los Impuestos Especiales, estando obligados a la llevanza de la contabilidad a través de la Sede Electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia.

    No obstante, los destiladores artesanales, podrán ser autorizados, previa solicitud, por la Sección de IIEE e IIMM, para la llevanza de la contabilidad de los Impuestos Especiales mediante libros foliados en soporte papel.

  • La contabilidad deberá reflejar todos los procesos, movimientos y existencias de los productos objeto de los Impuestos Especiales y, en su caso, de las materias primas necesarias para obtenerlos, incluidas las diferencias que se pongan de manifiesto con ocasión del almacenamiento, fabricación o circulación.

  • La llevanza de la contabilidad de los Impuestos Especiales a través de la Sede Electrónica de la  Diputación Foral de Bizkaia podrá realizarse de dos formas:

    1. Mediante el suministro electrónico de los asientos contables, directamente, a través de dicha Sede.
    2. Mediante el suministro electrónico de los asientos contables, a partir del sistema contable en soporte informático del que disponga, en su caso, el obligado.

    La llevanza de la contabilidad y el suministro de los asientos contables a partir del sistema contable interno en soporte informático del obligado requiere el previo ejercicio de esta opción a través de la Sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia, mediante el formulario habilitado al efecto.

  • No es necesario presentar la documentación justificativa de los asientos suministrados al realizar el suministro de los mismos a través de la Sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia.

    La documentación justificativa e información relativa a los movimientos, productos, existencias, procesos y operaciones objeto del suministro electrónico debe estar a disposición de los servicios de inspección y, en su caso, de intervención, en el propio establecimiento, mientras no haya expirado el plazo de prescripción del derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación.

  • La obligación de suministro electrónico de los asientos contables a través de la Sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia ENTRARÁ EN VIGOR el 1 de enero de 2020. Los obligados podrán INICIAR EL CUMPLIMIENTO de su obligación de suministro el 1 de enero de 2020 o, posteriormente, el 1 de enero de 2021:

    • Si inician el cumplimiento el 1 de enero de 2020, quedarán exceptuados de la obligación de presentar la declaración de operaciones prevista en el artículo 44.5 del Reglamento de Impuestos Especiales con efectos 1 de enero de 2020.
    • Si inician el cumplimiento el 1 de enero de 2021, durante el año 2020 deberán cumplir las obligaciones contables previstas en el Reglamento de los Impuestos Especiales a 31 de diciembre de 2019, incluida la de presentar la declaración de operaciones conforme al artículo 44.5 del dicho Reglamento. Por otra parte, los asientos contables correspondientes al año 2020 deberán suministrarlos en los meses enero, febrero y marzo de 2021.

    Por otra parte, los obligados que habiendo optado por el suministro a partir de su sistema contable en soporte informático deban suministrar sus asientos contables en el PLAZO de cinco días hábiles, durante 2020 podrán efectuar el mencionado suministro en el plazo de ocho días hábiles.

    A la vista de lo dispuesto anteriormente, durante el año 2020 podemos diferenciar los siguientes supuestos:

    • Obligados que suministren directamente en Sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia e inicien el cumplimiento de su obligación de suministro el 1 de enero de 2020:

      Con efectos 1 de enero de 2020, deberán suministrar sus asientos contables en el plazo de las 24 horas siguientes a la fecha del movimiento, operación o proceso.

    • Obligados que suministren directamente en Sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia e inicien el cumplimiento de su obligación de suministro el 1 de enero de 2021.
      • Con efectos 1 de enero de 2021 deberán suministrar sus asientos contables en el plazo de las 24 horas siguientes a la fecha del movimiento, operación o proceso.
      • Los asientos correspondientes al año 2020 deberán suministrarlos en el plazo comprendido entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2021.
      • Durante el año 2020 deberán continuar cumpliendo las obligaciones contables vigentes en 2019 y presentar las declaraciones de operaciones correspondientes a los meses de enero a diciembre de 2020.
    • Obligados que suministren en Sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia a partir de su sistema contable en soporte informático y que inicien el cumplimiento de su obligación de suministro el 1 de enero de 2020:

      Con efectos 1 de enero de 2020, deberán suministrar sus asientos contables en el plazo de 8 días hábiles siguientes a la fecha del registro en su sistema contable o a la finalización del plazo para el mismo si este no se hubiese efectuado en plazo.

    • Obligados que suministren en Sede electrónica de la Diputación Foral de Bizkaia a partir de su sistema contable en soporte informático y que inicien el cumplimiento de su obligación de suministro el 1 de enero de 2021:
      • Con efectos 1 de enero de 2021 deberán suministrar sus asientos contables en el plazo de los 5 días hábiles siguientes a la fecha del registro en su sistema contable o a la finalización del plazo para el mismo si este no se hubiese efectuado en plazo.
      • Los asientos correspondientes al año 2020 deberán suministrarlos en el plazo comprendido entre el 1 de enero y 31 de marzo de 2021.
      • Durante año 2020 deberán continuar cumpliendo las obligaciones contables vigentes en 2019 y presentar las declaraciones de operaciones correspondientes a los meses de enero a diciembre de 2020.