Desde este próximo lunes, además, los centros de día de personas mayores del territorio permanecerán cerrados.

La Diputación Foral de Bizkaia, atendiendo a las indicaciones del Gobierno Vasco en el actual escenario de expansión del coronavirus en Euskadi, ha adoptado la decisión de suspender las visitas en los centros residenciales de personas mayores, al menos, durante los próximos 15 días.

No obstante, dadas las especiales circunstancias que pueden concurrir en las personas usuarias de estos centros, la Diputación señala una serie de situaciones excepcionales donde se facilitarán las visitas, que podrán autorizarlas de forma motivada los equipos asistenciales de los centros.

Las situaciones son las siguientes:

  • Situaciones de cuidados al final de la vida, donde se deberá proporcionar a los familiares la posibilidad de contacto con la persona residente.
  • Situaciones cognitivas que imposibiliten la comprensión de la situación y/o el uso de medios alternativos de contacto con allegados.
  • Situaciones psico-emocionales donde los profesionales consideren que el perjuicio para el bienestar de la persona residente derivado del aislamiento social debe evitarse.

En estas situaciones excepcionales, las condiciones que las visitas deberán garantizar escrupulosamente son:

  • Las personas en visita que presentan fiebre (más de 37º) o síntomas respiratorios agudos, no deberán realizar visitas en centros residenciales. La toma de temperatura se hará antes de acceder al propio centro, y por personal dependiente de éste.
  • Se extremarán las medidas de higiene de manos e higiene respiratoria.
  • Se mantendrá la distancia de seguridad con otras personas residentes en el centro.
  • Se limitarán las visitas a 1 por residente y día.
  • Se indicará que el miembro de la familia sea el mismo en todas las visitas.
  • Se reducirá la visita a un máximo de 1 hora. Se evitará el contacto con otras personas usuarias del centro (distancia de 1,5 metros).
  • En el caso de las visitas profesionales reguladas (ejercicio de derecho al voto, medidas testamentarias, intervenciones de salud…), éstas se podrán seguir realizando, con causa justificada y cumpliendo las condiciones citadas.

Así mismo, conscientes de la importancia que es para el bienestar emocional de las personas residentes el contacto con sus familiares o allegados, la Diputación solicita que desde los centros, promuevan contactos o entrevistas telemáticas (llamada telefónica, videoconferencia, videochat, Skype…) de modo que se pueda garantizar la comunicación por medios distintos a los presenciales.