La Diputación Foral de Bizkaia está contactando telefónicamente con las personas mayores especialmente vulnerables del territorio. El equipo de profesionales del Departamento de Acción Social trabaja a un ritmo de 1.000 llamadas diarias para registrar las necesidades que se detecten y articular después las medidas necesarias para garantizar su bienestar.

Son más de 10.500 personas mayores las que han recibido o van a recibir en los próximos días la llamada telefónica de la institución foral: todas las personas mayores en situación de dependencia que viven en casa con una persona cuidadora también mayor, y las personas usuarias de los centros de atención diurna que mantienen suspendida su actividad.