Ferrería de El Pobal. Barbadun, un paisaje forjado por el hierro / Visita virtual a la Exposición

  • Cuándo

    Desde el 04/05/2020 hasta el 31/05/2020

  • Web

    Visitar

Durangaldea Bilbao Nerbioi Ibaizabal Ezkerraldea Lea Artibai Enkarterriak Mungialdea eta Txorierria Eskuinaldea Busturialdea

Cuando la cuenca del Barbadun se declaraba Conjunto Monumental, en el año 2017, se estaba reconociendo la singularidad de un paisaje fluvial forjado por el hierro y la enorme riqueza de su legado cultural.

Normalmente asociamos la palabra patrimonio a construcciones aisladas que destacan por su interés histórico o artístico y, cada vez más, a aquellas a las que la sociedad va otorgando una especial capacidad de representación. Pensamos en palacios, caseríos, puentes o catedrales; tal vez en ferrerías, ermitas u hornos altos; o en los apretados núcleos de las villas medievales.

Pero en este caso es un amplio espacio ribereño, un entorno natural transformado durante siglos por la actividad humana el que recibe la misma consideración que los monumentos clásicos. El paisaje se entiende ahora como un bien cultural que debe protegerse y poner en valor y no como un mero contexto decorativo.

En la exposición “Burdinoletan zehar” compartimos esta nueva mirada hacia el patrimonio, difundiendo el paisaje cultural del hierro que ha ido creándose en torno a la cuenca del Barbadun.

Hoy os proponemos pasear por este río ferrón tan ligado a nuestro museo, que se abre paso entre gigantescas montañas de hierro.

En sus apenas 15 kilómetros de recorrido, entre el Kolitza y las marismas de Muskiz, el Barbadun ha dado vida a numerosos ingenios hidráulicos, cerca de diez ferrerías y otros tantos molinos, que han tejido una compleja red territorial, con sus presas, canales, depósitos, caminos y puentes.

Entre los muchos atractivos de este itinerario, queremos acercaros a dos enclaves muy singulares. El primero está en Galdames, a muy poca distancia de El Pobal, aguas arriba. Es la Olla, un rincón con encanto que no debes dejar de visitar si te asomas a las Encartaciones.

Fue en torno 1695 cuando se construyó esta ferrería, por Antonio de Llano y Salazar -vecino de Galdames y alcalde ordinario de Sopuerta-, que debió permanecer en funcionamiento hasta mediados del siglo XIX.

Al llegar, te sorprenderá el esbelto puente de piedra que salva el Barbadun, desde el que se divisa la cercana presa con su canal, magníficas obras de sillería ambas. Llama la atención el volumen de las carboneras adosadas al taller ferrón, su alzado de vértigo. Son tres estos almacenes de combustible, cuya disposición contra terreno nos resultará familiar si recordamos el esquema de El Pobal. El conjunto se completa con los restos del molino harinero edificado en un extremo de la antepara de la ferrería. Y es que posiblemente aprovechó su infraestructura hidráulica cuando esta cesó en la actividad.

Para ayudaros a interpretar mejor las imponentes ruinas que ha fotografía Santi Yaniz, os mostramos la exquisita reconstrucción que de ellas ha hecho el dibujante Javier Gandarillas, recreando la Olla en su época de máximo esplendor.

Y para acabar la ruta nos situamos ahora donde deberíamos haberla iniciado. En Sopuerta, a orillas del Kolitza, que es el nombre que toma aquí nuestro río, cerca ya de su nacedero. El lugar se llama Olabarrieta, recordándonos su pasado ferrón, lo que resulta curioso porque no es precisamente una ferrería con lo que nos vamos a topar.

Como podéis ver, las imágenes aéreas de Yaniz, captadas con dron, nos ofrecen una perspectiva insólita de este conjunto en ruinas, que parece más un barco varado en la orilla del río. La peculiar planta de este edificio, el trazado de sus dos canales que lo envuelven, son propios de una fandería y Olabarrieta lo es.

La fanderías aparecen en la siderurgia vasca en el siglo XVIII, como una más de las iniciativas ilustradas que intentaron modernizar un sector que languidecía de forma irreversible. Estas fábricas se encargaban de laminar y cortar los tochos de hierro, mediante modernas máquinas a base de cilindros. El hierro fabricado era de mayor calidad y los costes de su producción menores, al ahorrar en carbón y mano de obra.

La fandería de Olabarrieta, que tuvo una corta vida productiva, fue construida en la 2ª mitad del siglo XVIII por el bilbaíno José Ignacio de Gallabeitia, propietario de un martinete en el barrio de Aranguren, en Zalla. Es un resto único en nuestro territorio, con un valor excepcional. Felizmente ha quedado al descubierto en los últimos años y está siendo recuperado en la actualidad.

Estamos deseando conocer los resultados de su estudio de la mano de Ondartez e incorporar esta joya del patrimonio de Bizkaia a nuestra ruta del hierro por el Barbadun.

Las ilustraciones de la fandería están tomadas de la Enciclopedia, o Diccionario razonado de las ciencias, las artes y los oficios (Encyclopédie, ou Dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers) editada entre los años 1751 y 1772 en Francia bajo la dirección de Denis Diderot y Jean le Rond dAlembert. Se la conoce coloquialmente como la "Enciclopedia de Diderot y dAlembert". Se la considera una de las más grandes obras del siglo XVIII, no solo por ser la primera enciclopedia francesa, sino también por contener la síntesis de los principales conocimientos de la época. El trabajo original consta de 28 volúmenes, con 71.818 artículos y 3.129 ilustraciones.

Más información:

  • Web de la Enciclopedia - Láminas
  • Fotografías: Santi Yaniz
  • Dibujos-recreación:Javi Gandarillas
  • Ilustraciones:Enciclopedia de Diderot

El Pobaleko Burdinola / Ferrería de El Pobal. Barrio de El Pobal s/n. 48550 Muskiz (Bizkaia)

Y además