Inbestidura

2015(e)ko Julyren 01(a)

Politika orokorra

Pertsona orok bere bizitza proiektua osotasunean eta duintasunez aurrera eroateko posible egingo dauan gizarte baten sinisten dogu eta hori eraikitzea ezinbestekoa da

Gernikan, 2015(e)ko uztailaren 1a

Hoy abrimos una nueva etapa. Iniciamos una nueva legislatura en este Parlamento, una legislatura en paz, y un nuevo ciclo económico. Confío en que iniciemos también una nueva forma de hacer política en Bizkaia. Una política más respetuosa, únicamente al servicio de los ciudadanos. Una política que cuide los detalles, comenzando por los detalles personales. Me refiero a un trato personal correcto y educado entre nosotros. Pido a todas y todos los junteros que demos ejemplo. Yo el primero, por supuesto. Mantengo vigente el compromiso público adquirido. No voy a insultar a nadie. No voy a jugar sucio con nadie. Son dos líneas rojas que no voy a cruzar.

Todos valoramos la importancia que tiene un gobierno para un territorio. Quiero comenzar reconociendo el valor de la oposición. Asumo, respeto y valoro su trabajo. Soy consciente de que un buen gobierno requiere una buena oposición. Me gustaría dirigir un buen gobierno, así que permítanme desear una buena oposición. Una oposición realizada con absoluta libertad, pero una oposición educada y sin juego sucio. Propongo que discrepemos en los fines y en los medios, pero no en las formas. Y que lo hagamos salvaguardando siempre la defensa de Bizkaia y de todos los vizcaínos y vizcaínas. En ese objetivo desearía que todos fuéramos uno. Insisto: seamos el ejemplo que demanda la ciudadanía y comencemos por nuestras relaciones en este Parlamento. Devolvamos a la política la dignidad perdida, al menos en la parte que nos toca. Asumo ese reto desde la humildad, desde mi condición de vizcaíno de a pie. Soy, y quiero seguir siendo, uno más de esta sociedad plural y madura. Uno más que ha firmado un contrato temporal como diputado general de Bizkaia. He decidido libremente dar un paso adelante y dedicar unos años de mi vida al compromiso y al trabajo por Bizkaia. He decidido, también libremente, que será un tiempo tasado. Dos legislaturas como máximo, siempre y cuando las mujeres y hombres de Bizkaia mantengan su confianza en mí.

Ilusioz beteta nator Bizkaia hazi arazteko proiektu batekin. Herrialde hau, munduan dagozan oportunitateekin bateratzeko asmoarekin nator leiala, konprometitua eta batua dan lan talde batekin. Nire Alderdiaren laguntza, babesa eta konfidantzarekin nator. Eta 120 urte luzedun historiaren babesa eukitzeak guztia apur bat errazagoa egiten dau. Baina akaso gatzagoa ere, zeren urteak pasa, Euzko Alderdi Jeltzalearen ordezkaritzan gobernatzen dogunon erantzunkizuna handiagoa eta pisutzuagoa bihurtzen da. Historiaren pisua eta gure asabek itxi deuskuena defendatzea eta indartzearen erantzukizunaz ari naiz.

Durante la campaña he hecho un hatillo con las ilusiones y la confianza de muchas personas anónimas. Personas que se han acercado y han puesto su esperanza en mis manos, me han confiado sus necesidades. Ese hatillo me va a acompañar cada día de estos próximos años. Ese hatillo me va a recordar que estamos aquí por las personas y para las personas. No voy a olvidarlo. No voy a fallarles. He sido un abogado de calle, un alcalde de calle, un candidato de calle, y voy a ser un diputado general de calle. Voy a seguir pateando Bizkaia, estando con quien quiera estar conmigo, con quien quiera compartir ilusiones, tristezas, proyectos, ideas, quejas… Lo voy a hacer porque creo en la cercanía. Es la mejor herramienta de un político. La sociedad nos demanda una política más transparente, participativa y abierta. Asumo esos tres retos con convicción y urgencia desde el primer día.

El impulso de iniciativas de mayor transparencia y participación será una de las primeras medidas de nuestro equipo de gobierno. Creo en la transparencia, no en el amarillismo. No hagamos de la transparencia un chisme y evitemos la frivolidad. El compromiso siempre comienza por cada persona porque no hay ética colectiva sin ética individual. Todas las personas que formen parte de nuestro gobierno, comenzando por el diputado general, firmarán un código de conducta. Será una legislatura sin cesantías, con derecho al paro para todos los cargos, y con idénticas pólizas de seguro para todos. Creo en el valor del trabajo, no en el pelotazo. Ni en la Administración ni en la empresa. Pretendo una Administración y unas empresas basadas en el compromiso y el arraigo. Empresas con responsabilidad social, comprometidas con su entorno. Creo en el modelo de la empresa vasca, asentado en personas, principios, valores y trabajo duro. En el pasado conocimos la acumulación de capital de unos pocos con la explotación de las minas y el hierro. Esos pocos amasaron fortunas mientras la mayoría padecía pobreza. Ese no es el ejemplo. El ejemplo es el de miles de pequeñas y medianas empresas que han forjado la cultura empresarial vasca. Empresarios que son capaces de exponerlo todo, que arriesgan por sacar adelante su proyecto, que crean empleo de calidad. Personas que contribuyen a distribuir la riqueza y a crear una sociedad equilibrada. Quiero recordar a sindicatos y agentes sociales que todos estamos en el mismo barco. La recuperación no es tarea exclusiva de instituciones y empresas. El resto también debe remar, porque en la distribución de la riqueza, el reparto de cero es y será cero.

Modelo horretan sinesten dot, ez beste batetan. Enpresarentzat eta baita instituzioentzat ere. Gure gizarteak, instituzioetan euren konfidantza berreskuratzea nahi badogu, instituzioak eurenak diralako eta sekula ez gureak, instituziook hurbil eta eraginkorrak sentitu behar dabez. Bestela gizarte bezala jai daukagu. Eta esan dodan eran, nik erronka hori onartu eta neurea egiten dot. Baina benetan, ez berba politekin, ekintzekin baizik. Nuestro Gobierno contará con una Dirección General de Coordinación para la Modernización, el Buen Gobierno y la Transparencia. Esta Dirección General será el puente entre la Administración actual y la que demanda la nueva política. Sabemos que los cambios no se producen de la noche a la mañana y que los virajes pronunciados aconsejan prudencia y mesura. Modularemos la velocidad, pero esta transformación no tiene vuelta atrás. Hoy comenzamos el viaje hacia una nueva Diputación más moderna, cercana y transparente. El viaje hacia el cambio.

Con la misma convicción y empeño, asumo nuestro mayor desafío: reactivar la economía, promover la creación de empleo de calidad y crecer de forma sostenible. Todos los datos conocidos en estos últimos meses coinciden en que estamos en plena ciaboga para cambiar de ciclo. Parece que ponemos proa hacia la recuperación de la economía, pero todavía queda maniobra, mucho por hacer. Optimistas, sí; confiados, no. La economía vasca ha mostrado en el primer trimestre de 2015 el mayor ritmo de crecimiento desde el inicio de la crisis en 2008. Bizkaiako eta Euskadiko barneko produktu gordinak %0,6 egin dau gora, aurreko hiruhilabeteaz konparatuz. Euskal ekonomiaren hazkunde erritmoak eurogunekoaren hazkundea bikoiztu egin dau. Euskadiko etxeen kontsumoak norabide positiboan dirau, urte arteko osoko hazkundea %2,9koa dalarik. Datu honek, gerokoan konfidantza gehiago dagoela erakusten deusku. Kredito baliabide eta baldintza hobeagoak aurreikusten dauz. Eustat-eko datuen arabera, 2015 urteko lehen hiruhilabetean, enplegu sortzea hobetu egin da. Lan saio osoko lanpostuen sormena, urte arteko zenbaketan %1,4n handitu da. 2015eko urtarrila eta martxoa artean, Bizkaian pasadan urtean baino lansaio osoko 2.067 lanpostu gehiago daukaguz. Honek guztiak, 2014 urteagaz aldaratuz, %1,4ko hazkundea suposatzen dau. Gainera, Giza Segurtasuneko erroldek ere hobekuntza dagoela adierazten deuskue. 2015 urteko lehen hiruhilabetean, afiliazioak %1,85 handitu dira. Lanbideko datuek ere, Bizkaian 2015 urteko lehen hiruhilabetean, urte arteko langabetuen artean %2,4 murrizpena emon dala adierazten dabe. Datu positiboa da hau, eta azken datuak ere zentzu berean doaz: apirilean langabezia %6an gitxitu da, eta maiatzean, %8,2an.

El empleo es el gran reto de nuestra sociedad. Un reto urgente y colectivo. La empresa juega un papel central en la creación de empleo. El empleo no se crea por decreto. La misión de las instituciones es acompañar, arropar y facilitar las decisiones que permitan esa generación de puestos de trabajo. Pido a los empresarios dos cosas: que sigan invirtiendo en Bizkaia y que contribuyan a promover empleo de calidad. Porque la creación de empleo digno es la mejor política social. Y porque la creación de empleo es el mejor indicador de la recuperación. Las previsiones auguran que la economía vizcaína crecerá el 2,5% este año. La tendencia es positiva, pero el horizonte económico no se encuentra despejado del todo. Debemos reconocer que algunos indicadores han empeorado y que nos acompañan incertidumbres importantes. El primer paso para corregirlo es asumirlo. Hemos perdido capacidad industrial, puestos de trabajo y nivel de bienestar. El peso del PIB industrial se ha resentido en Bizkaia hasta el 18,7% actual.

La recuperación de músculo industrial será una prioridad de esta nueva legislatura porque la industria es el mejor motor del desarrollo económico, de la competitividad y del empleo de calidad. Pero no podemos hacerlo solos. Por eso, colaboraremos activamente con todas las instituciones, especialmente con el Gobierno Vasco. También debemos recuperar un mayor dinamismo y esfuerzo en el índice de innovación en las pymes. Las urgencias de la crisis han restado atención hacia la inversión en innovación, inversión que garantiza la competitividad de las pymes a medio y largo plazo. También debemos apostar por la promoción de políticas públicas que promuevan una mayor cooperación y colaboración entre las pymes.

En el ámbito social, asumimos que ha bajado el gasto en protección social per cápita. Nos encontramos en 7.419 euros, ligeramente por debajo de la media europea de 7.566 euros. Asumimos la necesidad de mejora el índice de pobreza y exclusión social (tasa Arope).  Es cierto que tenemos un mejor indicador que España y la Unión Europea, pero tenemos que recuperar unas décimas para estar al nivel de la Comunidad Autónoma Vasca.

Nos hemos propuesto dar la vuelta a estos indicadores. Pero sabemos que no todo está en nuestra mano. En el mundo también hay nubarrones que nos afectan. Me refiero a las incertidumbres geoestratégicas en Oriente Medio o en la propia Europa, como en Ucrania; a la debilidad de algunas economías europeas sensibles para nosotros como Francia o Italia; o a la incertidumbre griega. Son factores globales que ensombrecen la positiva trayectoria actual. Nuestra principal tarea será convertir el crecimiento en algo estructural y no coyuntural para intentar asentar una primavera económica y social en Bizkaia. Queremos dejar atrás la sensación de vivir en un otoño permanente. Vemos que construir lleva más tiempo que destruir, y que la salida de la crisis será mucho más lenta que la caída. Todos tenemos muy cerca a personas que siguen pasándolo mal. Personas a quienes les sobran problemas y les falta esperanza. Estamos con esas personas. Lo estamos de verdad. De pensamiento, palabra y obra.

Mientras la recuperación económica llega a todos los hogares de Bizkaia, nuestro compromiso es no dejar a nadie atrás. Durante muchos años hemos sabido tejer una red social universal y eficaz. Ahora toca mantenerla y, de la mano de la nueva cartera de servicios sociales, potenciarla. Vamos a hacerlo en clave de eficiencia y sostenibilidad. La mejor garantía que podemos ofrecer a Bizkaia es garantizar un sistema sostenible que garantice las prestaciones del próximo mes y de la próxima década. No vamos a prometer lo que no podamos cumplir. Ni variantes millonarias ni tampoco prestaciones sociales insostenibles. Hay que garantizar que las próximas generaciones dispongan de un estado protector, no de un estado estrangulado por las deudas. Entiendo la sostenibilidad como un ejercicio de responsabilidad. Este ejercicio lo tenemos que afrontar de forma honesta y compartida.

Parte fundamental de la sostenibilidad será el ingreso. Para hablar de gasto primero hay que mirar al ingreso, y no al revés. Discrepo del recurso fácil de oír ingreso y acto seguido mirar a la fiscalidad. Demasiado fácil para ser verdad. Hablemos primero del ingreso, hablemos de fiscalidad. Hemos hecho los deberes. La Norma Foral 4/2015, de 25 de marzo, que regula el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, culminó el primer proceso de reforma integral acometido en Bizkaia. Una reforma acordada y aprobada aquí, en este Parlamento.

Antes hubo cambios en el Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto sobre Sociedades, el Impuesto sobre la Renta de No Residentes y en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. El impacto global de esta reforma integral está todavía por ver y será a final de este ejercicio o del siguiente cuando podamos opinar con datos reales sobre el grado de cumplimiento de los objetivos de la política fiscal. Será entonces cuando toque decidir si se requieren ajustes o no. Por tanto, no contemplo otra reforma fiscal integral a corto plazo. Sí estamos abiertos a su revisión y actualización, porque la fiscalidad es un elemento dinámico en la vida económica de cualquier país. Pero eso sí, dentro de un marco general de certidumbre y estabilidad.

Bizkaian tokirik ez daukana eta gero ere eukiko ez dauana iruzurra izango da. Ordaintzen ez dauanerakin gogorrak izango gara. Gizarte osoaren alde dagokionagaz parte hartzen ez dauanaren kontra arituko gara, baita ez egokian aberasten edo kobratzen dauanarekin ere. Danok, guztiok bardinak gara, bai eskubide zein obligazioetan. Gure konpromisoa kontrolak handitzean dago; teknologia gero eta gehiago erabiltzea iruzurraren kontra, oso prestatuak dauden pertsona espezializatu eta independienteekin batera. Hau oinarrizkoa da. Eta oinarrizkoa da baita gure egungo ordenamendua defendatzea eta, horren barnean, gure finantziazio modeloa ere.

Una de las cuestiones más relevantes pendiente aún de solución es la determinación de los flujos financieros. Me refiero tanto a las obligaciones con el Estado como al modelo de distribución en nuestra Comunidad. En 2015 hemos entrado en el cuarto año de prórroga tanto de la Ley quinquenal de Cupo como de la Ley de Aportaciones. En lo que respecta al Cupo, la prórroga obedece a la falta de acuerdo con el Estado desde el ejercicio 2008. Esa falta de acuerdo sobre las liquidaciones pendientes impide cualquier acercamiento a una nueva Ley de Cupo. Con el actual escenario político estatal, es previsible que la negociación no se inicie hasta después de las próximas elecciones generales. Somos conscientes de la importancia que para las finanzas vizcaínas, y también para el resto de instituciones vascas, tendrá esa negociación con el Estado. Una negociación de igual a igual, desde la bilateralidad. Nos comprometemos a estar muy vigilantes y a asumir el protagonismo que le corresponde a la Diputación para salvaguardar los intereses de todos los vizcaínos y vizcaínas.

La Ley de Aportaciones es el otro instrumento que determina la financiación de la Diputación Foral y de los municipios de Bizkaia. Esta Ley también se encuentra en prórroga, y lo está por razones diversas. Entre ellas, la conveniencia de conocer con cierta seguridad las obligaciones a cumplir con el Estado antes de determinar el reparto interno. La lógica impone que la Ley de Aportaciones se negocie tras aprobar la liquidación y el nuevo Cupo. En cualquier caso, la situación de prórroga nunca ha supuesto una paralización de la acción de gobierno. Todo lo contrario: Bizkaia y Euskadi están en marcha. La realidad institucional tras las últimas elecciones forales y municipales acelerará, probablemente, las negociaciones de la nueva Ley de Aportaciones. Todos los territorios tendrán la legítima pretensión de incrementar los recursos para mejorar su situación. Bizkaia defenderá su posición, una ley que asegure a la Diputación y a los ayuntamientos los recursos necesarios para sostener las políticas sociales y para promover la actividad económica y el empleo sin renunciar a la exigible solidaridad con el resto de territorios. Bizkaia ha sido siempre generosa y ha querido construir país entre todos los niveles de gobierno.  Siendo el territorio histórico con más población, y con unos ingresos fiscales superiores, nuestra voz institucional es una más y en situación de paridad. No nos quejamos, pero hay que dejar constancia de esa generosidad. Formar parte de la arquitectura institucional de Euskadi, y hacerlo de manera leal, no debe impedir reforzar nuestra singularidad foral. Más todavía en tiempos convulsos y de cambios acelerados.

Desde hace algunos años oímos con preocupación voces que cuestionan el régimen económico-financiero vasco. Voces que cuestionan, por tanto, la foralidad. No son conscientes, o quizá sí, de que también cuestionan los cimientos del autogobierno y del propio sistema constitucional español. Es evidente que desconocen este País. El régimen foral es la base de nuestro desarrollo económico y social desde hace décadas. Nada se entiende sin él: ni la organización institucional, ni el régimen económico-financiero, ni las competencias de los poderes públicos, ni el crecimiento económico, ni el bienestar de la ciudadanía. Creemos en las instituciones por su contribución a la cohesión social, la convivencia y el crecimiento económico. También porque son necesarias para salvaguardar la existencia de nuestro pueblo. Los países que miman y cuidan sus instituciones son los países que progresan. Nosotros queremos progresar. Queremos preservar nuestro legado institucional foral y hacerlo fuerte para gobernar mejor. Nuestro gobierno no cederá ni un milímetro en la defensa del régimen foral. Tampoco se opondrá a un proceso acordado de adaptación o transformación de ese régimen foral a los nuevos tiempos. Todo lo contrario. Estamos abiertos al diálogo para reformar nuestras instituciones. Pero siempre con el hilo conductor de la foralidad, que supone el reconocimiento de identidad y el derecho de diferenciación. Cualquier cambio que se emprenda debe mantener esa seña de garantía institucional que tiene la foralidad. Esa riqueza de principios e instrumentos que nos aporta el régimen foral puede ser la puerta para introducir conceptos como innovación, transformación o transparencia y para garantizar mejores derechos y prestaciones para la ciudadanía de Bizkaia. La sociedad debe ser consciente de que nos jugamos mucho en este órdago contra la foralidad, pues afecta a pilares básicos del autogobierno y del bienestar.

El panorama está lleno de retos. Estos desafíos exigen un gobierno fuerte y estable para Bizkaia. Un gobierno centrado en la sociedad. Un gobierno que actúe y proponga soluciones estructurales. Ese gobierno es el que ofrecemos hoy el Partido Nacionalista Vasco y el Partido Socialista de Euskadi. Un gobierno que nace de un acuerdo entre diferentes. Un gobierno de dos partidos; no dos gobiernos de un partido cada uno. Hemos tejido un acuerdo desde la responsabilidad y la generosidad. Agradezco al Partido Socialista de Euskadi su disposición para trabajar por Bizkaia desde el Ejecutivo. Nacionalistas y socialistas retomamos una fórmula que ya demostró su valía en el Gobierno Vasco y en la propia Diputación Foral de Bizkaia. Estoy seguro de que esta suma de fuerzas multiplicará los resultados. Esta suma garantizará el mayor valor que hoy podemos ofrecer: la estabilidad y la certidumbre. Estabilidad y certidumbre frente a un entorno cuando menos agitado. Bizkaia es estabilidad en estado puro. Y será estabilidad por muchos años. Ofrezco esa estabilidad y toda la colaboración institucional a las empresas e inversores que la necesiten.

La Diputación se mojará por quien se moje por Bizkaia. Solo pedimos a cambio seriedad y creación de empleo digno y de calidad. A este Gobierno le dan los números, pero PNV y PSE buscamos más cómplices, más apoyos, más compromisos con un futuro compartido. Tenemos vocación de dialogar y acordar con quien quiera dialogar y acordar. Queremos demostrarlo desde el primer momento, aquí y ahora. Porque Bizkaia la hacemos entre todas y todos. Estamos ante un momento crucial. Un momento de oportunidad para encauzar el bienestar de las próximas décadas y de las próximas generaciones. De todos esos jóvenes que necesitan un aliciente laboral, social y político. La recuperación y la regeneración nos necesitan a todos. A PNV y PSE nos une un objetivo común: reactivar la economía y crear empleo para poder seguir invirtiendo en las personas. Hemos suscrito un acuerdo programático que sustenta este pacto y que está vertebrado en torno a unos ejes en los que todos podemos encontrar acomodo.

El primero es la reactivación económica y el empleo.

El empleo es la mejor política social. El apoyo a su creación, consolidación y desarrollo seguirá siendo una de las líneas estratégicas y prioritarias para la Diputación. Hablamos de empleo digno y de calidad. Para todos, pero especialmente para los colectivos más vulnerables: jóvenes, personas paradas de larga duración y mayores de 45 años. Entendemos que recuperar tejido industrial es clave para un crecimiento sostenido y para generar puestos de trabajo. Bizkaia tiene potencial para liderar la apuesta vasca por la Industria Avanzada. Hemos sido industria, somos industria y seremos industria. Somos un territorio orgulloso de su tradición industrial, con buenas infraestructuras y con capital humano formado. Somos referentes en sectores básicos de futuro como la automoción, la energía, la ingeniería, o la aeronáutica. Y queremos serlo en otros con mucho presente y futuro como bigdata, TICs, software libre, industrias creativas, biociencias o la economía plateada, toda una oportunidad que nos brinda la demografía. La escala global nos exige ser cada día un poco mejores. Y en esa exigencia, la formación, el talento y el conocimiento resultan claves porque de la formación y el talento brota la innovación; de la innovación nace la competitividad; y la competitividad permite la creación de riqueza, empleo sostenible y nuevas oportunidades.

La Diputación no ostenta la competencia en educación, pero sí quiere arrimar el hombro en un compromiso de país que nos compete a todos. Bizkaia Katedra será nuestra aportación a la formación en excelencia y a la ordenación de todo el sistema de becas y ayudas forales.  De la mano de las universidades y centros formativos, tanto de aquí como del mundo, formaremos a los profesionales que demandarán los sectores estratégicos por los que apostará Bizkaia.

Necesitamos esos nuevos mercados y oportunidades. Y necesitamos, además, que el mundo nos contemple como un territorio de oportunidad. Necesitamos conectarnos con los principales centros de decisión internacionales. Y no solo en el ámbito económico. La conexión exterior tiene que darse en todos los departamentos de la Diputación. Quiero una Bizkaia conectada al mundo. Es un mandato transversal al que ayudará mucho la puesta en marcha de una dirección de Relaciones Exteriores, que será la encargada de dirigir y gestionar este trascendental cometido. Di mi palabra de que la Diputación iba a coger el mismo avión que cada día cogen en Loiu cientos de vizcaínos y vizcaínas que salen al mundo a buscar oportunidades. Les adelanto que si soy elegido diputado general, a finales de mes realizaré mi primer viaje de trabajo a Estados Unidos a buscar oportunidades, tejer lazos y sembrar. Iremos con la maleta llena de ilusión y también de realismo. Esto no va a ser fácil. Somos conscientes y asumimos el riesgo.

También somos conscientes de que el tamaño de nuestras empresas complica su competitividad a gran escala. Por eso impulsaremos la creación de consorcios, alianzas y nuevos grupos empresariales dispuestos a comprobar que juntos son más fuertes y dispuestos a atreverse con el reto de la multilocalización. Al cobijo de esos grandes grupos, se podrá desarrollar una industria auxiliar que dinamizará la vida y la economía de nuestros pueblos y de nuestros autónomos. Además, al amparo de los grandes, la aventura de la internacionalización para nuestras pymes tiene más posibilidades de éxito. Y para que el mundo conozca nuestras oportunidades, elaboraremos un catálogo digital con toda la oferta industrial y empresarial de Bizkaia.

Vamos a volcarnos con la industria y con la empresa. Con rigor y seriedad. Y nos seguiremos arriesgando con proyectos compartidos entre la Administración y el sector privado. Porque esa colaboración público-privada funciona. Funciona como lo demuestran el Automotive Intelligence Center de Boroa o el Centro de Fabricación Avanzada Aeronáutica de Zamudio, y como lo demostrará el Energy Intelligence Center. EIC tiene que ser un chispazo para nuestro sector energético, un sector que representa el 7,5% del PIB y emplea a más de 22.000 personas. Aspiramos a ser un actor energético importante de las próximas décadas. Invertir en la generación de nuevas actividades económicas e industriales es invertir en bienestar, porque es garantía para una sociedad más cohesionada y equilibrada, y es futuro para nuestros jóvenes, para el territorio. La juventud representa el colectivo social con más capacidad de adaptación al cambio, de nuevas ideas y conocimiento. Las y los jóvenes son nuestro mejor capital social. Cuanto antes facilitemos la inserción de la juventud al ámbito sociolaboral, antes incorporaremos el nuevo talento para impulsar este crecimiento de Bizkaia. Necesitamos apoyar a las personas jóvenes para que sean las verdaderas protagonistas de su propia vida y porvenir, y también del nuestro. Confío mucho en nuestros jóvenes. Y por todos esos argumentos y muchos más, considero las políticas de juventud una materia transversal en nuestro Gobierno que dependerá del propio diputado general.

Bigarren oinarria, bardintasuna eta gure gizarte sarearen defensa da.

Oinarri batetik hasiko naiz: Bizkaian pertsona orok aukera bardinak eduki behar dauz. Herrialdeak behar dauan gizarte politikak, giza eskubideen defentsa euki behar dau oinarri, pertsonen duintasuna, gizarte justiziaren sustapena eta elkartasunaz batera. Pertsona orok bere bizitza proiektua osotasunean eta duintasunez aurrera eroateko posible egingo dauan gizarte baten sinisten dogu eta hori eraikitzea ezinbestekoa da. Krisi honek baliabide gitxien daukienen artean desberdintasuna eta sufrimendua sortarazi dauz, bereziki emakume eta adin txikikoen artean. Eta demografi aldaketak, pertsona nagusi gehiago egongo diran geroko batera daramazku. Gizartearen obligazioetariko bat zahartze aktiboari bere garrantzia emotean datza, osasuna, aisia, osotasuna eta menpekotasunaren prebentzioa lortuko dabezan ekimen moduan. Eta Instituzioak ere horretan aritu behar dira.

Mendekotasuna daukien pertsonen autonomia zaintzen ere, etxeko baliabideak hobetuz eta, batez ere, zaintzaileak zainduz. Pertsona hauek, zaintzaileak, oso garrantzitsuak dira, oinarrizkoak, eta gizartea eurekin zorretan dago. Bardintasunaren sustapenarekin ere konpromisoa hartu dogu. Baita adin txikikoekin, familiarekin eta gazteekin ere. Hau guztia hirugarren sektorearekin batera egingo dogu, herrialdeko edozein politika egiteko ezinbesteko lankideak direlako.

Auzolanean sinistu eta auzolna defendatzen dogu. Kultura arloan ere aplikagarri dan eredua hain zuzen ere. Boluntarioak eta irabazi bako erakundeak Bizkaiko gizartearen eredu dira, eta herrialdeko kultura jarduera sustatzeko eta goratzeko ezinbestekoak ikusten doguz. Aldundia, kultura gizarteagaz lankidetzan arituko da. Aldundiak ez deutsie konpetentziarik egingo, ezta ordezkatuko ere. Generaremos condiciones para la creación, la difusión y el acceso de toda la ciudadanía a la cultura. Apoyaremos especialmente la generación y mantenimiento de proyectos que tienen como objetivo promover la cultura popular y tradicional de Bizkaia. Además, el sector de las industrias culturales y creativas aparece en las sociedades avanzadas como un ámbito que genera importantes oportunidades de desarrollo económico. Es importante dinamizar esa relación entre cultura y actividad económica. La cultura es, y puede serlo aún más, un motor económico y de empleo para Bizkaia.

Tercero, un desarrollo comarcal equilibrado.

Bizkaia es la suma de todas sus comarcas y municipios. Es fundamental que todas desarrollen su pleno potencial y que lo hagan de forma equilibrada desde la solidaridad y la cohesión territorial, priorizando los proyectos de aquellas comarcas que más lo necesiten. Un desarrollo que sea integral y abarque los ámbitos económico, social y medioambiental. Nuestro objetivo es que todos los ciudadanos y ciudadanas vivan en igualdad de condiciones independientemente del municipio donde residan. Y que, por ejemplo, programas como Zainduz, que ofrece un servicio de respiro a las personas que cuidan a sus familiares, lleguen a todas las comarcas. Vamos a impulsar reflexiones estratégicas comarcales para identificar oportunidades de creación de nuevas actividades económicas y de desarrollo de las ya existentes. Y vamos a hacerlo desde la cercanía, desde el trabajo compartido, generando espacios de encuentro estables con las empresas y agentes comarcales, los Bilguneak. Con medidas de apoyo al comercio local, con planes de revitalización turística y comercial en los cascos históricos de Bizkaia.

No me olvido del sector primario, un sector fundamental desde la perspectiva medioambiental, poblacional, cultural y de cohesión territorial. Seguiremos incentivando el relevo generacional y ayudando a que las explotaciones de Bizkaia sean más modernas y más eficientes, impulsando la formación y la adquisición de tecnologías punteras. Tenemos en cartera un proyecto de norma foral de montes.

Tampoco me olvido del medio ambiente. Seguiremos con la implantación progresiva del quinto contenedor y optimizando nuestra política de residuos, un ejemplo de gestión moderna y sostenible. Y con el desarrollo progresivo de plantas de compostaje en todas las comarcas. Con políticas de eficiencia y ahorro energético e incorporando la variable de sostenibilidad en todos los departamentos de la Diputación Foral de Bizkaia. Por último, nos gustaría contribuir a que todos los habitantes de Bizkaia dispusieran de un mismo servicio de agua y saneamiento.

Laugarren oinarria, kalitatezko zerbitzu publikoak.

Pertsonen bizi kalitatea, gero eta gehiago, azpiegitura publikoetan oinarritzen da. Azken hauek onak diranean, hobetu egiten da bizi kalitatea ere. Ekonomi hazkundea posible egiteko, garraio azpiegiturak eta zerbitzu publikoak onak izatea ezinbestekoak ikusten doguz. Bizkaiaren lehiakortasuna hobetzeko eta enplegua sortzeko ere ezinbestekoak dira. Egungo egoeran ordea, aurrekontu murrizpen egoeran, oinarrizkoak ulertzen diran azpiegiturak zeintzuk diran adieraziko doguz, lehentasun, iraunkortasun eta efikazia printzipioak kontutan hartuta. Ez da azpiegitura handiak egiteko garaia, bai ordea hasita daudenak amaitzekoa, daudenak ondo zaintzeko eta herritarrekiko hurbilagoak eta erabilienak diranetan oinarritzeko garaia.

Bestalde, garraio publikoek, herritar orori eta batez ere mugikortasuna mugatuta daukien pertsonei, oinarrizko zerbitzuei heltzeko gaitasun guztia emoten dabe. Gaitasun unibertsala. Gizarte eta eskualde arteko koesioa eta bardintasuna gogortzeko, garraio publikoen erabilgarritasuna sustatuko dogu, egungo konpetentzi markoa errespetatuz. Bizkaiko Mugikortasunerako Erakunde Jagolea (Autoridad de Movilidad de Bizkaia) sustatuko dogu. Bere lana administrazio desberdinen konpetentzien koordinazio lana laguntzea da. Garraio zerbitzuak orotara aztertzea izango da helburua, era integratu batean eta efizientzia izpide. Osagarritasuna lortu nahi dogu eta bikoiztasunak ekiditu. Txartel bakarra eta osotasunezko tarifa sistema ezartzeko konpromisoa hartzen dogu eta hori lortzeko bidean arituko gara. Tren guneak dira herrialdeko garraio publikoan mugikortasunaren oinarrizko puntuak eta euren inguruan antolatu behar doguz errepideko garraio publiko sistemak. Arinen egin beharrekoa Metroko Hirugarren Linea amaitzea eta Abiadura Handiko Trena Bilbon sartzen ikustea dira. Horiek bukatu eta gero, denon artean erabakiko ditugu erronka berriak.

Y el quinto eje, la coordinación institucional.

Creo en el diálogo, en el pacto, en la suma. Y los practico. A los hechos me remito. Hechos, no palabras. Aspiro a presidir un gobierno de coalición y he ofrecido acuerdos a todos los partidos que integran esta cámara. También ofrezco diálogo, pacto y acuerdos al resto de instituciones del país. Me refiero a ayuntamientos, diputaciones de otros territorios y Gobierno Vasco. En el ámbito municipal profundizaremos la modernización tecnológica para avanzar en la e-Administración y reducir la burocracia. Reforzaremos la tutela financiera desde un enfoque de asistencia y asesoramiento. Definiremos un catálogo de servicios y apoyo que fije con mayor claridad las áreas y compromisos de asistencia de la Diputación a los municipios. Y promoveremos, desde el absoluto respeto a la autonomía municipal, un avance en la mancomunación de servicios para aprovechar sinergias, reducir costes y prestar mejores servicios a la población. Tenemos un campo de oportunidades enorme. Vamos a tratar con realismo, sinceridad y seriedad los asuntos comunes, tanto los buenos como los no tan buenos. Vamos a ser generosos por el bien común, sin renunciar a la defensa de lo propio. Tenemos mucho por explorar y estoy más que dispuesto a hacerlo. Por el bien de todos. Por el bien de Euskadi, mi país.

Soy nacionalista vasco. Quiero la libertad de Euskadi. Pero, ante todo, soy demócrata. Democracia es asumir la pluralidad de ideas y el sentido de las mayorías. También respetar a las minorías.  Euskadi será lo que los vascos y las vascas decidan que sea. Libremente. Sin imposiciones. Si es preciso acomodar la legalidad a la voluntad mayoritaria tendremos que acertar a hacerlo. Aquí nadie es más que nadie. Ni imposiciones, ni vetos.

Estos son los principios que guiarán nuestra acción de gobierno. Nuestro compromiso es presentar a estas Juntas un minucioso plan de legislatura que detalle las iniciativas de esta Diputación, tanto en contenido como en plazo. Un plan que contará con una evaluación anual y al final de la legislatura. Un plan en el que por supuesto figurarán los diez proyectos estratégicos que comprometimos a impulsar en nuestro programa:

  1. Programa Doing Business in Biscay, para atraer la implantación de empresas internacionales en Bizkaia y promover nuevas inversiones productivas de empresas locales. En los últimos meses hemos tenido muy buenas noticias relacionadas con la empresa y el empleo: PCB, Alstom, Gestamp, Tysenkrupp o Lointek. Trabajamos para que lleguen más noticias buenas.
  2. Lurraldeko herritarren eta empresa zein erakundeen zerbitzura egongo dan nazioarteko aukeren ahoulkularitza eta informazio zabaltze zerbitzua.
  3. Energy Intelligence Center (EIC), la apuesta de futuro para nuestro importante sector energético.
  4. Gehien behar daben giza kolektiboen alde, 10.000 lanpoztu sortzen laguntzeko programa. Joan zen legealdian 6.000 lanpostu sortzen lagundu bagendun, honakoan 4.000 gehiago izan daitezen saiatuko gara.
  5. Ventanillas de atención integral de la Diputación en los municipios cabecera de las comarcas de Bizkaia, denominado Programa Gertu. Otro paso evidente hacia una Administración más cercana, eficaz y moderna.
  6. Errepide Sarea hobetzeko Osotasunezko Plana, Bidesarea Eginez.  Herritarren inguruko lanetarako 100 milioi, eskualde guztietatik banatute.
  7. Servicio de Inspección de Ayudas Sociales, porque nos rebelamos ante el fraude fiscal y también ante el fraude social, como ya he dejado claro.
  8. Metroko 3. Linea eta Abiadura Handiko Trenaren sorrera.
  9. Plan foral de transparencia, Bizkaia Zabaltzen, y de participación ciudadana, Bizkaia Zeugaz.
  10. Euskeraren sustatzea, ingurugiroaren iraunkortasuna eta Bizkaiko Aldundiko sail guztietan zein erakunde guztietako programetan bardintasuna izpide ezartzea.

Euskalduna naiz, euskara maite dot, euskaraz bizi naz, eta euskeraz gobernatu nahiko neuke ere.  Euskera dogu gure altxorrik baliotsuena, bakarra eta guztiona dana. Gizarte moduan gure iraupena, euskera, gure hizkuntza, osotasunezko erabilpeneko hizkuntza biurtzean datza. Gaztelaniaz batera, bardintasunean, ez bata bestearen gainetik ezta bestea bestearen azpitik. Baina euskerak gizarte esparru guztiak ikutu behar dauz. Eta gainera zaintzeko betebeharra dogu. Herri moduan, gizarte moduan eta baita administrazio moduan ere. Euskeraren sustapena eta zaintzea Aldundiaren betebeharrak dira. Euskeraren Normalizaziorako oinarrizko legeak dio, potere publiko guztiek, euskera gizarte eremu guztietan erabiltzeko beharrezkoak diran neurri guztiak hartu beharko dabezela, eta horretarako beharrezkoak diren baliabideak hartu beharko dabezela. (La Ley Básica de Normalización del Euskera establece que todos los poderes públicos deberán tomar las medidas oportunas y dotarse de los medios tendentes a fomentar el uso del euskera en todos los ámbitos de la vida social).

Aldundiak obligazio hori hitzez-hitz beteko dau. Euskadiko euskal berbadun gehien eta era berean gitxien daukiezan eskualdeak doguz Bizkaian. Egikaritu behar dogun hizkuntza politika, lurrari ikututa egin behar dogu beraz, hau guztia kontutan hartuta, desberdintasunak badaudela onartuz, baina eskubideak ere badagozela aldarrikatuz. Ezer apurtu barik, baina aurretik esan dodan guztia kontutan hartuta. Bizkaitar gazteriak ordea, euskeraren gerokoan oinarrizko giltza dauka. Gure gazteriaren erdiak baino gehiagok euskera ezagutu eta gainera bigarren hizkuntza bezala erabiltzen dau. Gazteria eta euskera oso lotuta dagozela ezaguna da, eta ildo honetan eurekin lan egingo dogu. Eta ez dogu ahaztu behar gure Bizkaiera. Berbadun gehien daukazan euskalkia. Euskera: danon aukera, danon hizkuntza, guztion erronka.

Firmamos este contrato con la sociedad en la pasada campaña electoral y vamos a cumplirlo. Este plan de legislatura incluirá los planes sectoriales a desarrollar durante los próximos cuatro años en los diferentes departamentos de la Diputación. Planes que contarán con la participación de la sociedad. Les anuncio que otra de las novedades importantes que presentará nuestro Gobierno será la creación de un observatorio único para Bizkaia, Bizkaiko Behatokia. Un organismo que supervisará los compromisos que adquiera esta Diputación, su grado de cumplimiento y el nivel de satisfacción en la sociedad. También se encargará de la relación de la Administración con la ciudadanía. Toda la información que recabe será ofrecida de forma transparente a través de los medios de la Diputación. Este es otro compromiso con la política del siglo XXI.

Acabo con algo muy importante para mí. Antes que diputado general de Bizkaia soy persona. Quiero seguir siendo persona. También quiero seguir siendo pareja. Quiero seguir siendo aita. Seguir siendo hijo. Y hermano. Este es un compromiso con la conciliación laboral y familiar. Quiero ser tan buen diputado general como buena pareja. Quiero ser tan buen diputado general como buen aita. Estoy decidido a intentarlo. Espero que el ejemplo cunda en el Gobierno, en el equipo, en la institución y en la sociedad en general. Espero, y agradezco de antemano, que los compromisos declinados sepan entender y respetar los necesarios espacios de intimidad y vida. Decía John Lenon que la vida es lo que va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes. Yo quiero que esta vida, la única que voy a vivir, sea sencillamente lo que tenga que ser, y que la pueda disfrutar con los míos y con todos ustedes.