13 DE noviembre DE 2019 15:00

La recaudación hasta octubre asciende a 8.141,3 millones de euros, un 4% más que hace un año

Departamento de Hacienda y Finanzas

En octubre se ha realizado el tercero de los ajustes internos entre diputaciones, en los que Bizkaia ha abonado 1.044,4 millones de euros a Araba y Gipuzkoa. Realizados esos pagos, la recaudación neta se reduce a 7.096,9 millones de euros, y un crecimiento del 2,8%.

La Hacienda Foral de Bizkaia ha recaudado entre enero y octubre 8.141,3 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 4% sobre la cifra obtenida en el mismo periodo de 2018, que fue de 7.825,9 millones de euros.

En octubre se ha realizado así mismo el tercero de los ajustes de este ejercicio entre las diputaciones forales, en los que Bizkaia ha abonado el 12,8% de su recaudación, 1.044,4 millones de euros, a las otras dos diputaciones forales. Para ajustar la recaudación por IVA y Especiales a los coeficientes de cada territorio, Bizkaia ha abonado 805,9 millones de euros a Gipuzkoa y 238,5 millones de euros a Araba. En este ejercicio se han incrementado notablemente estos ajustes internos, ya que en el tercer trimestre prácticamente se han igualado los abonos realizados a las otras diputaciones en todo el ejercicio 2018, que ascendieron a 1.096,9 millones de euros. Hasta el tercer trimestre los ajustes internos aumentan el 13,2%, si bien la distribución es dispar, ya que el abono a Araba crece un 3,7%, y el de Gipuzkoa un 16,3%.

Descontados los ajustes internos, la recaudación neta hasta octubre es de 7.096,9 millones de euros, 194 millones más que en igual periodo de 2018, lo que supone un crecimiento del 2,8%. Con esta cantidad se alcanza el 90,2% de los ingresos presupuestados para todo el ejercicio.

La Imposición Directa aporta 3.598,9 millones de euros, creciendo un 0,3%. Entre sus principales conceptos, el IRPF crece un 4,3% y, dentro de este, las retenciones de trabajo se incrementan el 5,6%. Por su parte, la recaudación por el Impuesto sobre Sociedades se reduce en un 9,3%. Una vez contabilizado el pago a cuenta de las empresas bajo normativa foral, y el segundo plazo del pago a cuenta de las empresas bajo normativa estatal, este tributo aporta 898,6 millones de euros, frente a los 990,4 de 2018. El descenso se debe principalmente a la evolución negativa de las retenciones de rendimientos del capital mobiliario (-19,5 millones de euros) y a la cuota diferencial del impuesto (-65,1 millones de euros).

La imposición indirecta, contabilizados los pagos a las otras diputaciones forales, asciende a 2.878,2 millones de euros, creciendo un 5,5% respecto a 2018. Por IVA de gestión propia se han recaudado 2.526,1 millones de euros y entre los especiales destacan los crecimientos de Hidrocarburos (16%) y Alcohol (29,2%), mientras decrece un 29,2% el de la Cerveza.

Junto a las Tasas y Otros Ingresos, el Total de Tributos Concertados de Gestión Propia Netos recaudado hasta octubre es de 6.532,0 millones de euros, creciendo un 2,6%.

Por último, en octubre también están contabilizados los ajustes con el Estado, en los que Bizkaia ha recibido 708,3 millones de euros por IVA, lo que supone un incremento del 6,8%, y ha abonado 143,4 millones de euros por especiales, creciendo este pago en un 12,1%.