07 DE noviembre DE 2019 12:00

Bizkaia destina 565 millones de euros para garantizar una red de protección fuerte para todas las personas del Territorio

Departamento de Acción Social

El Departamento foral de Acción Social contará en 2020 con un presupuesto que asciende a 564.882.000 euros y representa un 44% del presupuesto disponible total de la Institución foral. El presupuesto disponible del departamento crece un 5% respecto a las cuentas del ejercicio anterior, lo que supone 27 millones de euros más para atender las necesidades crecientes en materia de atención a las personas mayores, personas con discapacidad e infancia.

El diputado de Acción Social, Sergio Murillo, ha presentado los presupuestos de su departamento para el próximo ejercicio 2020 en las Juntas Generales de Bizkaia, que ascienden a 564.882.000 euros. Una cuantía que representa un 44% del presupuesto disponible departamental de la Diputación Foral.

El diputado de Acción Social ha hecho hincapié en el compromiso foral de apoyar el desarrollo de  una vida digna y plena de todas las personas de Bizkaia en situación de vulnerabilidad, para lo que se dota de herramientas para seguir modernizando una red de responsabilidad pública de carácter avanzado que alcanza a más de 95.000  personas en Bizkaia: Con este presupuesto atendemos las necesidades crecientes en materia de protección a la infancia, consolidamos la red de centros de atención a las personas mayores y personas con discapacidad, avanzamos en las medidas de apoyo a las personas cuidadoras y dotamos presupuestariamente la estrategia para promover la economía plateada del Territorio.

En este sentido, la Diputación destinará 1.300.000 euros al futuro Nagusi Intelligence Center y al desarrollo de la economía plateada en Bizkaia, y 315.000 euros a proyectos europeos en el ámbito del envejecimiento activo, donde Bizkaia es un referente.

Entre estos proyectos, Sergio Murillo ha destacado el proyecto Interreg Europe ProyectEU Shafe, proyecto que lidera Bizkaia y en el que participan 7 regiones europeas. El objetivo de este proyecto es compartir conocimiento, intercambiar políticas y aplicar buenas prácticas que se consideren viables para mejorar la calidad de vida de las personas mayores de nuestro territorio.

Personas mayores: 195 millones de euros

Una esperanza de vida extraordinaria de 86 años para las mujeres y 81 años en el caso de los hombres, uno de los mayores logros sociales de los últimos tiempos en Bizkaia, supone a su vez un reto de primer orden para los sistemas de cuidados, puesto que las situaciones de dependencia y cronicidad crecen con la edad. Ante esta situación, se antoja necesaria una especialización de la red de centros (tanto diurna como residencial), el apoyo a las personas cuidadoras y los sistemas mixtos de cuidados compartidos que combinen cuidados formales e informales. En este aspecto, se prevé un incremento de 100 plazas de alta complejidad y cuidados que se sumarán a las 2.750 plazas ordinarias actuales.

El presupuesto destinado a centros de personas mayores para el presente ejercicio es de 195.122.000 euros, lo que supone el 35% del presupuesto disponible del Departamento.

Personas con discapacidad: 75 millones de euros

En el ámbito de la atención a las personas con discapacidad, la apuesta sigue siendo firme por mantener los recursos de apoyo a las personas con discapacidad y sus familias. Así, el proyecto prevé un presupuesto de 75.115.000 euros. Se mantienen los recursos residenciales y de atención diurna para las personas con discapacidad y sus familias y se anualizan servicios que se han puesto en marcha este año. Se mantiene igualmente la alianza estratégica con las entidades del Tercer Sector de Acción Social a través del más de un centenar de convenios suscritos con ellas para la gestión de 1.295 plazas en centros residenciales y viviendas (53.289.000 euros) y 1.378 plazas en centros de atención diurna (19.700.000 euros). A estas, hay que sumarle 185 plazas en régimen residencial y 69 plazas en centros de atención diurna, de gestión directa.

Infancia: 57,3 millones de euros

El presupuesto previsto en el programa de atención a la Infancia asciende a 8.085.000 euros.  Una cifra que se complementa con la partida dirigida al acogimiento residencial de menores (49,22 millones de euros).

El programa de Infancia agrupa toda la acción protectora de la Diputación Foral respecto a los menores y adolescentes en situación de desamparo o en riesgo grave de estarlo, con programas de intervención que redundan directamente en las personas menores de edad en situación de desprotección.

Desde el Departamento de Acción Social se promueven, a través de diversos programas, intervenciones preventivas; la permanencia de la persona menor de edad en su entorno familiar, siempre que sea positivo y no contrario a su interés; la búsqueda de alternativas familiares en los supuestos en que sea preciso recurrir a la separación de la persona menor del grupo familiar y la promoción de actuaciones tendentes a la reinserción familiar, siempre que redunde en su beneficio.

Prestaciones y subvenciones a la dependencia: 98 millones de euros

El Presupuesto de este Programa asciende a 98.743.000 euros, y crece el próximo ejercicio un 2,82%, que viene a suponer 2.709.000 euros más. En este capítulo, se dota con 66,11 millones de euros a la prestación para cuidados en el entorno familiar, de la que en la actualidad se benefician más de 20.000 personas en Bizkaia.

En este capítulo, se incluye una dotación de 2,86 millones de euros para el impulso del respiro de 15 días al año para las personas cuidadoras de personas en situación de dependencia que sean beneficiarias de la prestación para cuidados en el entorno familiar (PECEF), regulada por el Decreto Foral publicado el pasado 15 de octubre y que entrará en vigor en 2020.

Valoración y orientación: 7,77 millones de euros

El Servicio de Valoración y Orientación estará dotado con 7.779.000 euros, un 0,13% más que en el ejercicio 2019, crecimiento necesario para dar respuesta al sostenido incremento de revisiones de valoración. Este capítulo incluye, asimismo, la partida prevista para atención temprana que alcanzará los 4 millones de euros en 2020, con 56 centros concertados desde los que se ofrece el servicio público de atención temprana en Bizkaia.

En definitiva, la Diputación Foral de Bizkaia continúa avanzando en la evolución de la red de servicios sociales públicos para hacer una Bizkaia más integradora e inclusiva. Avance que se materializa en la consolidación de la red de centros de atención con mayor volumen de plazas y la extensión de las medidas de apoyo a las personas cuidadoras.

Así, el diputado de Acción Social ha subrayado que este presupuesto pretende hacer evolucionar una red de servicios sociales de responsabilidad pública de carácter avanzado para las personas en situación de vulnerabilidad y es una herramienta clave para la cohesión social de nuestro territorio: una herramienta para las personas de Bizkaia. Así, y sólo así podremos tener la mejor versión de Bizkaia, ha concluido Sergio Murillo.