10 DE octubre DE 2019 11:17

La Diputación abordará el reto global del cambio climático como parte de su estrategia para una Bizkaia más sostenible

Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural

Desde su marco competencial y enmarcando su capacidad de acción en la Estrategia KLIMA 2050 y la normativa que emane del Gobierno Vasco, la Institución foral trabajará en la sensibilización en materia de reducción de emisiones de CO2, el uso de energías alternativas o la sostenibilidad energética, entre otras cuestiones. El Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural articulará sus actuaciones en torno a tres ejes durante la presente legislatura: medio ambiente y cambio climático; agricultura y desarrollo rural, y espacios naturales.

Somos conscientes de que es el gran reto al que como sociedad universal debemos que hacer frente. Con estas palabras, la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta, ha señalado la lucha contra el cambio climático como uno de los pilares de actuación de la Diputación Foral de Bizkaia para los próximos cuatro años. En su comparecencia ante las Juntas Generales para presentar las líneas estratégicas de su Departamento, Unzueta ha señalado que junto a la mitigación del cambio climático y la protección del medio ambiente, su acción de gobierno se centrará también en la agricultura y el desarrollo rural y en los espacios naturales.

La mitigación del cambio climático se abordará desde el ámbito competencial de la Diputación, enmarcando la capacidad de acción en la Estrategia KLIMA 2050 y en la normativa que emane del Gobierno Vasco. Contribuiremos con ‘pequeñas’ acciones de gran repercusión a la sensibilización y a la educación en la reducción de emisiones de CO2 y el uso de energías alternativas; trataremos de abrir líneas de colaboración público privada y ofrecer a la ciudadanía información relacionada con el cambio climático, ha indicado la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural. En ese sentido, además, se mantendrán programas como Reactívate+ o el taller de calidad sonora y se incorporarán nuevos talleres relacionados con el cambio climático y se aprovecharán las dinámicas y actividades que se desarrollan en los equipamientos ambientales para sensibilizar y educar en relación con el cambio climático.

Otro de los factores en los que se trabajará será el de la sostenibilidad energética, que resulta clave para mitigar los efectos del cambio climático y en el que ya se han desarrollado diferentes iniciativas que se mantendrán los próximos años, como el programa de ayudas para que los ayuntamientos y mancomunidades adopten medidas de ahorro y eficiencia energética.

En el ámbito medioambiental, además, se continuará con la elaboración del III Plan Integral de Gestión de Residuos Urbanos de Bizkaia (PIGRUB), un documento que se elaborará en el seno del Consejo de Sostenibilidad de Bizkaia con la participación y escucha de las propuestas que hagan tanto los grupos junteros como diferentes agentes sociales. A la espera de contar con el nuevo PIGRUB, se impulsará la recogida de fracción orgánica a través de la extensión del sistema a los 20 municipios que no tienen contenedor de este tipo en la actualidad e implantando proyectos piloto para la gestión de esta fracción. También se contempla llevar el contenedor blanco a los tres municipios que aún no disponen de él, el refuerzo de los garbigunes móviles y la mejora de los garbigunes `clásicos’. Y se seguirá trabajando en campañas de prevención de residuos, como la puesta en marcha en septiembre de este año.

El sistema de gestión de playas se mantendrá, como también lo hará la apuesta por las certificaciones de calidad y medioambientales en ellas, y, como novedad, se pondrá en valor los elementos que componen los ecosistemas de nuestros arenales. Todos los elementos de las playas son importantes y tienen una función: la fauna, la flora, las rocas... Por eso queremos aprovechar el enorme valor natural de las playas para ofrecer un enfoque educativo, divulgativo y de sensibilización, ha indicado Elena Unzueta.

Asimismo, se continuará gestionando las áreas recreativas y se mantendrá la apuesta por garantizar que todas y todos los vecinos de Bizkaia dispongan de agua de calidad y a precios homogéneos. Así, se continuará con la integración del Consorcio de Aguas de Busturialdea en el Consorcio de Aguas de Bilbao Bizkaia y, a través del convenio con esta última entidad, se contribuirá a que los municipios del territorio tengan infraestructuras hidráulicas.

En San Juan de Gaztelugatxe se seguirá promoviendo un uso social y turístico compatible con la protección de este espacio y se continuarán los trabajos de mejora en su entorno.

Espacios naturales

En los espacios naturales se compatibilizará su cuidado y protección con los distintos usos que se desarrollen en ellos, de manera que se continuará trabajando con los instrumentos de protección y gestión que existen en ellos y se protegerán y conservarán las especies de flora y fauna de estos espacios.

La actividad forestal que se realiza en los montes del territorio se considera uno de los ejes de desarrollo de las zonas rurales como actividad económica y estratégica y a tener muy en cuenta dentro del desarrollo de la bioeconomía a nivel europeo. Por eso, se intensificará el trabajo en colaboración con las asociaciones sectoriales y profesionales del sector, en concreto con la Asociación de Forestalistas de Bizkaia, para gestionar adecuadamente tanto el monte público como la propiedad privada. Asimismo, se fomentará la gestión de los montes de forma mancomunada, a través de asociaciones de propietarios y sus agrupaciones, y se cooperará con agentes como la Unión de Silvicultores del Sur de Europa, para garantizar el relevo generacional entre personas propietarias y gestores forestales.

En este ámbito forestal, se realizará también un seguimiento exhaustivo de la situación de la banda marrón, de cuya evolución dependerá también la preparación de una nueva Norma Foral de Montes.

Agricultura y desarrollo rural

Dentro del eje de agricultura y desarrollo rural, debemos trasladar el carácter estratégico del sector primario como sector que provee de alimentos de calidad, contribuye al mantenimiento de un medio rural vivo y mantiene un paisaje y territorio gestionado, ha explicado la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural. En ese sentido, se estrecharán lazos entre la zona rural y la urbana para conseguir un equilibrio y cohesión territorial que consiga que la zona rural sea atractiva para vivir, se mantenga habitada y sea capaz de ofrecer una biodiversidad y paisaje para disfrute de toda la sociedad.

En ese sentido, se apoyará la mejora de la calidad de vida de la población del medio rural a través de los programas de ayudas de Desarrollo Rural y de iniciativas que persiguen que las nuevas tecnologías estén presentes en él. También se intensificará el trabajo conjunto con las asociaciones sectoriales y profesionales del sector, se apoyará a las y los agricultores y ganaderos a través de planes de ayuda a la inversión, del apoyo a los programas de sanidad, higiene y bienestar animal, los programas de mejora genética y reproductiva y el impulso de las especies y razas autóctonas.

Además, se impulsarán mesas consultivas subsectoriales que permitan el contacto continuado y el intercambio de información entre los profesionales del sector y la Dirección de Agricultura y se pondrán en marcha instrumentos que favorezcan el relevo generacional, tanto para las primeras instalaciones como para aquellas en las que el relevo se realice dentro de la familia.

También se trabajará para facilitar la relación con la Administración reduciendo la burocracia y poniendo a disposición del sector las tecnologías de información y comunicación adecuadas y el acceso telemático a tramitaciones y solicitudes vía sede electrónica.


Fotos