04 DE octubre DE 2019 11:34

Las playas de Bizkaia reciben una valoración de 7,89 puntos sobre 10 en la encuesta anual a las personas usuarias

Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural

2,8 millones de personas han acudido a las playas de Bizkaia durante esta temporada, lo que representa un 18,55% menos que en 2018 Las irregulares condiciones meteorológicas y el hecho de que los días soleados y de altas temperaturas se han concentrado principalmente entre semana y no los fines de semana, han restado afluencia a los arenales vizcaínos. Las únicas playas que han experimentado un crecimiento en el número de personas usuarias han sido La Arena, Armintza, Toña, Kanala, Ea y Ogella. El servicio de Prevención de Accidentes, Socorrismo y Asistencia también ha realizado menos atenciones (6.205) que el año pasado y la mayoría de ellas, como es habitual, se han producido por heridas y picaduras de sabirón. El perfil medio de las personas que acuden a las playas es el de alguien de entre 18 y 45 años que pasa 4,25 horas al día en ellas, se baña habitualmente y elige una en concreto por cercanía.

Como cada año, la Diputación Foral de Bizkaia ha realizado una encuesta entre las personas que acuden a los arenales vizcaínos para conocer distintos aspectos sobre las costumbres de quienes se acercan a ellos y la valoración que les merecen. Este año, las y los usuarios de las playas de Bizkaia les conceden una nota de 7,8 puntos sobre 10, calificación que superan, entre otras, las de Plentzia (9,23), Gorliz (9,11) y Aritzatxu (8,79).

El aspecto mejor valorado por las personas encuestadas es, un año más, el de la seguridad, que recibe un 8,82. Una nota que superan los socorristas, que reciben un 9,78. La seguridad en el baño se califica con un 9,38 y a los hondartzainas se les concede un 8,59.

Las playas que las personas usuarias consideran más seguras son las de Gorliz (9,26), Plentzia (9,25) y Ea (9,05) y en el resto ninguna calificación baja del 8,19.

La limpieza es el segundo aspecto mejor valorado, al recibir un 7,88. Dentro de ella y por encima de esa nota se encuentra la limpieza de latas de refrescos y residuos artificiales (9,03) y la disponibilidad de papeleras (8,19). Bakio, Ogella y Karraspio, por este orden, son las playas percibidas como más limpias por las personas que las frecuentan, todas ellas con un sobresaliente.

En cuanto a los servicios y equipamientos, reciben una nota de 7,31 puntos. Las cuestiones que más valoran en este aspecto las personas usuarias son la facilidad de acceso a la playa (8,07) y la utilidad de la megafonía (7,65). Según los datos de la encuesta, las personas usuarias consideran que los arenales con mejores servicios y equipamientos son los de Aritzatxu, Isuntza y Gorliz.

Pulseras para niños y nueva bandera sobre calidad del agua

La encuesta realizada también pone de relieve que el 72,4% de las personas que utilizan las playas conocen el servicio de pulseras para identificar a los niños y niñas y ayudar en caso de que se pierdan, un servicio al que se concede una nota de un 8,96.

Casi la mitad de las y los usuarios conocen también que las playas cuentan con certificaciones de calidad y medioambiental, algo que el 49,7% considera muy importante.

Ocho de cada nueve consideran que el sistema de separación entre bañistas y surfistas es efectivo y esa misma proporción de personas encuestadas creen que la nueva bandera para avisar de que la calidad del agua no es apta para el baño resulta clara de interpretar.

Hábitos de las personas usuarias

En cuanto a los hábitos de quienes se acercan a las playas, el perfil medio de estas personas es el de alguien de entre 18 y 45 años, que acude a diario o entre 2 y 3 días a la semana a los arenales (53,1%) y se baña habitualmente en ellos (el 85,4% lo hace).

Cuatro de cada diez usuarios eligen una playa en concreto por cercanía y la media de estancia es de 4,25 horas.

La mitad de las personas encuestadas (53,9%) utiliza el coche para llegar al arenal, proporción que se incrementa en el caso de Laga, Laida y La Arena hasta el 86,4%, el 81,7% y el 66,6%, respectivamente.

Además, siete de cada diez no van a la playa acompañado de niñas y niños.

Afluencia

La afluencia a las playas de Bizkaia durante la temporada de este año (del 1 de junio al 30 de septiembre) ha sido de 2.896.140 personas, lo que representa un 18,55% menos que la registrada durante 2018. Todos los arenales vizcaínos han experimentado este descenso de público, salvo La Arena, Armintza, Toña, Kanala, Ea y Ogella, en donde se han producido incrementos.

El origen de este descenso se encuentra en las irregulares condiciones meteorológicas, principalmente en los dos últimos meses de la temporada, y al hecho de que los días soleados y de altas temperaturas no se han concentrado en los fines de semana. De hecho, esta temporada ha habido 45 días soleados, 36 días nublados, 11 con lluvia y 30 con tiempo variable.

Las playas más visitadas han sido las de La Arena (391.945 personas), Ereaga (340.926) y Gorliz (204.962) y los días de mayor afluencia de público a los arenales han sido el 3 de agosto en La Arena (15.165 personas) y Arriatera-Atxabiribil (11.678); el 11 de julio en Ereaga (10.316), el 17 de agosto en Barinatxe (7.770) y el 23 de agosto en Gorliz (10.008), Plentzia (8.384) y Bakio (6.940).

La reducción de personas usuarias también se ha dejado notar en las asistencias que realizan los socorristas del Servicio de Prevención de Accidentes, Socorrismo y Asistencia, que han practicado 6.205 atenciones, la mayoría, como es habitual por heridas (3.391) y picaduras de sabirón (1.060).

Del total de asistencias, la mayoría (6.073) se resolvieron en el mismo arenal y sólo 132 precisaron de traslado a un centro sanitario.

A lo largo de la temporada de este año, se han recogido en los arenales vizcaínos 544.785 kilos de residuos, de los cuales la mayor parte (370.018 kilos) corresponde a los que generan las personas usuarias y depositan en las papeleras y contenedores instalados para la recogida en las playas. El resto corresponde a lo que traen las mareas a la costa.


Vídeos


Audios