12 DE septiembre DE 2019 11:59

Las obras de la segunda fase de Kukularra arrancarán a mediados de octubre

Departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial

Los trabajos se prolongarán 21 meses y supondrán una notable mejora de la seguridad y tiempos de viaje en la conexión entre la BI-637 y la N-637

Kukularra

Los trabajos de la segunda fase de la remodelación del enlace de Kukularra comenzarán a mediados del mes de octubre y se prolongarán durante 21 meses. Así lo ha anunciado el diputado de infraestructuras y desarrollo territorial, Imanol Pradales, tras recordar que se trata de una actuación de gran complejidad que afecta a uno de los principales nudos de comunicaciones del territorio, por el que circulan una media de 135.000 vehículos al día.

La remodelación de la conexión entre las carreteras BI-637 y N-637 es una obra que se ha dividido en dos fases y que va a suponer una notable mejora de la seguridad y los tiempos de viaje para las personas usuarias. De hecho, tal y como ha subrayado Imanol Pradales, los trabajos de la primera fase concluyeron en abril y los efectos positivos en la capacidad y fluidez son ya notables.

Mejoras y afecciones

La segunda fase servirá para mejorar aún más este enlace. Según han explicado el diputado foral y el director de desarrollo territorial, Gorka Estebez, en la actualidad el nudo de Kukularra presenta un trenzado complicado en el que confluyen vehículos desde la Avanzada y Rontegi hacia el corredor del Txorierri. Una situación que puede mejorarse desde el punto de vista de la seguridad y que afecta a la propia capacidad de la vía. Para aliviarla se va a sumar un carril adicional al movimiento Avanzada-Txorierri, ampliando así el viaducto existente sobre la BI-637. También se va a crear un paso inferior para los vehículos que realizan el trayecto de Rontegi a Txorierri/Erletxes para evitar el actual movimiento de trenzado. Y, por último, desde Rontegi habrá una vía de escape para quienes van hacia Enekuri.

Los trabajos comenzarán a mediados de octubre con la señalización de los tramos en obras y van a implicar la reducción de los límites de velocidad, que en tramos en obra es de 60 km/h. En el tramo del ramal de salida de La Avanzada hacia el Txorierri/Enekuri será de 40km/h.

Como es habitual, los cortes de vía o carril que puedan ser necesarios se realizarán en horario nocturno para generar el menor impacto posible. Igualmente, se aprovecharán festivos y periodos vacacionales.

Los trabajos han sido adjudicados a la UTE Kukularrabi, formada por Balzola y Asfaltos Uribe, con un importe de 9.051.019 euros (IVA incluido).


Fotos


Vídeos