12 DE agosto DE 2019 10:00

La primera fase de los trabajos para remodelar el enlace de Kukularra logra importantes mejoras en la fluidez del tráfico

Presentación

La reforma del enlace de Kukularra es una actuación en dos fases para aliviar la congestión de tráfico en la conexión entre la BI-637 y la N-637 sentido Rontegi-Enekuri-Erletxes. Imanol Pradales: “Es una obra diseñada para mejorar la movilidad y la seguridad en uno de los principales nudos de comunicaciones de Bizkaia, por el que circulan más de 135.000 vehículos al día”.

La primera fase de la remodelación del enlace de Kukularra en el corredor del Txorierri ya ha logrado dotar de mayor fluidez al tráfico. Así se constata en una primera evaluación realizada por la Diputación Foral de Bizkaia sobre esta parte de los trabajos, que concluyeron el pasado mes de abril.

El diputado de Infraestructuras y Desarrollo Territorial se muestra satisfecho con los primeros resultados positivos de una actuación tan compleja. Imanol Pradales recuerda que la primera fase afecta únicamente a la N-637 y mantiene el trenzado existente, pero ya ha logrado mejorar notablemente los movimientos Rontegi- Asua/Enekuri.

Se trata de una obra diseñada para mejorar la movilidad y la seguridad vial, así como para reducir las congestiones y tiempos de viaje en uno de los principales nudos de comunicaciones de Bizkaia, por el que circulan más de 135.000 vehículos al día. Las mejoras en la fluidez del tráfico se dan principalmente durante las horas punta, que son las que habitualmente registran retenciones, ha detallado. Esa fluidez se concreta en que el periodo de tiempo en el que los vehículos se ven obligados a reducir de manera brusca la velocidad ha disminuido de 3 horas a 1 hora y dicha reducción de velocidad es menor.

La fase 1 de remodelación del enlace de Kukularra ha supuesto también un incremento de 15 Km/h en la velocidad media de recorrido a aquellos vehículos que atraviesan el Puente de Rontegi durante las horas de mayor demanda, en sentido Cruces - Kukularra. Este hecho se traduce en ahorros de tiempo promedio por persona usuaria de 6 minutos durante los viajes en hora punta de mañana de un día laborable. Si se traslada este ahorro para todas las personas usuarias de la red, y todas las horas del año, se obtiene un ahorro superior a 100.000 horas al año, que equivale a un beneficio social anual de 1,2 Millones de euros, considerando un valor del tiempo de 12 euros/hora.

En relación con la capacidad de la red, esta primera fase ha supuesto un incremento de la capacidad del enlace en su ramal de salida hacia el Txorierri y en su ramal de entrada desde Rontegi. Este hecho posibilita el incremento de las intensidades en hora punta en los movimientos que atraviesan el enlace de Kukularra desde Rontegi hacia el Txorierri y Enekuri. Por otra parte, esta mayor intensidad en los flujos Max Center/Bilbao/Barakaldo - Txorierri/Enekuri, apenas ha afectado a otros movimientos, como son los flujos procedentes de La Avanzada y los flujos desde la recta del Max Center hacia Bilbao.

Una obra en dos fases

La reforma del enlace de Kukularra es una actuación de gran envergadura que se ha dividido en dos fases. Esta actuación contribuirá a aliviar la congestión de tráfico en la conexión entre la BI-637 y la N-637 sentido Rontegi-Enekuri-Erletxes.

Los trabajos de la segunda fase comenzarán a principios de octubre. El presupuesto de licitación es de 10.062.693 euros (IVA incluido) y el plazo estimado para la ejecución de las obras es de 21 meses.


Vídeos


Audios