12 DE julio DE 2018 14:08

Diputación y Ayuntamiento de Bilbao colaborarán para mejorar carreteras y accesos en Artxanda, Miraflores y Zabalbide

Departamento de Desarrollo Económico y Territorial

Ambas instituciones acuerdan un cambio de titularidad en varios tramos de carreteras forales para generar itinerarios peatonales, seguros y accesibles en un ámbito de actuación de 8,5 km dentro de la ciudad La conexión peatonal entre Santutxu con Bolueta y Miribilla a través de Miraflores facilitará la movilidad de las personas entre Casco Viejo, Atxuri, Santutxu, Bolueta y Miribilla a través de recorridos urbanos accesibles y seguros Por su parte, el compromiso institucional con Artxanda se materializa con la transformación de la carretera que recorre el monte en un paseo- mirador sobre la ciudad donde contemplar de forma amable y segura la propia Villa, el valle de Asua, el Txorierri, la desembocadura del Abra y todo su entorno En Zabalbide se mejorará el tránsito peatonal y la calzada entre los número 106 y 112, en el barrio de Uribarri, gracias a la transformación de la carretera en calle

El Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación Foral de Bizkaia invertirán 6,5 millones de euros en la transformación de diferentes tramos de carreteras forales que, fruto de un convenio entre ambas instituciones, pasarán a formar parte de la ciudad. Ambas instituciones han presentado hoy un conjunto de actuaciones que permitirán generar itinerarios peatonales, seguros y accesibles en la trama urbana, que darán respuesta a una serie de demandas históricas y que mejorarán la calidad de vida de bilbainos y bilbainas. En total, actuarán en un ámbito de 8,5 km, concretamente, en las conexiones entre Santutxu y Miribilla, en Artxanda y en un tramo de Zabalbide en Uribarri. También pasará a ser municipal el túnel Carmelo Bernaola en Ibarrekolanda.

La conexión peatonal entre Santutxu y Miribilla a través de Miraflores facilitará la movilidad de las personas entre Casco Viejo, Atxuri, Santutxu, Bolueta y Miribilla a través de recorridos urbanos accesibles y seguros. Una actuación que, dividida en cuatro tramos, mejorará considerablemente la movilidad de las personas entre estos barrios.

  • El primer tramo comprende desde la rotonda de acceso al barrio de Santutxu, hasta el viaducto de Miraflores: Se prevé la construcción de nueva acera mediante bordillos y baldosa tipo Bilbao y un paso de peatones con semáforo para cruzar la avenida de Miraflores.
  • El segundo tramo continúa el anterior bajo el viaducto, hacia el barrio de Bolueta. Se sustituirán los bordillos y pavimento en el tramo bajo el puente hasta la rotonda mediante mortero impreso y el tramo que bordea la rotonda, mediante bordillos y baldosa tipo Bilbao. Se construirá un nuevo paso de peatones rebajado en la entrada de Miraflores.
  • El tercer tramo cruza el viaducto, y lo desarrollará la Diputación Foral de Bizkaia como propietaria de la infraestructura.
  • Finalmente, el cuarto tramo discurre desde el final del viaducto, hacia Miribilla, en el talud existente a continuación del viaducto de Miraflores, que asciende desde la autovía hasta la gasolinera situada a cota del barrio de Miribilla. Se incluye también la ampliación de la acera existente en las inmediaciones de la rotonda de la calle Juan Carlos de Gortazar, para conexionar con el vial peatonal proyectado y así completar la conexión del Distrito 4 (Begoña) y el Distrinto 5 (Ibaiondo).

Las obras se realizarán entre 2018 y 2019.

Compromiso con Artxanda

El compromiso del Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación Foral de Bizkaia con Artxanda se materializa con la transformación de la carretera que recorre el monte en un paseo- mirador sobre la ciudad donde contemplar en un ambiente amable y seguro la propia Villa, el valle de Asua, el Txorierri, la desembocadura del Abra y todo su entorno. Se trata de un ámbito de 5,6 km de paseo que fijará la almendra de Artxanda a través de rotondas que convertirán el mirador que se ubica bajo la Escultura de la Huella es un observatorio de la ciudad y el territorio, desde donde contemplar el valle de Asua, el Txorierri, la desembocadura del Abra y todo su entorno. De esta forma, Artxanda quedará conectado con Deusto y Santo Domingo, y con toda la ciudad a través del Anillo Verde.

El proyecto comenzará con la ejecución de las nuevas rotondas por parte de la Diputación Foral de Bizkaia. Se iniciarán este año y concluirán en 2019, son las siguientes:

  • Rotonda de Nogaro: en la actualidad la carretera BI 4731 conecta con el área recreativa mediante un cruce con unas condiciones de seguridad que se verán mejoradas gracias a la ejecución de una rotonda que permitirá el acceso a las instalaciones y viviendas, y aportará fluidez al tráfico. La nueva glorieta tendrá tres patas: dos de ellas para la BI3741 y una para el acceso al área recreativa.
  • Rotonda de Trueba: el acceso a la zona recreativa de Artxanda desde su margen este cuenta con una intersección con tráfico elevado de autobuses que se dirigen al centro escolar, y que se verá mejorado gracias a la ejecución de una segunda glorieta. Tendrá cuatro patas: dos de ellas para la BI3741, una para el acceso al área recreativa de Artxanda, y una cuarta pata que conecta con un pequeño ramal paralelo al Colegio.
  • Rotonda en el Alto de Santo Domingo: por último, en el Alto de Santo Domingo se ubica una intersección que comunica la carretera BI-3741 y la BI3742, y conecta con la BI-631, y que será sustituida por una rotonda de tres patas, dos de ellas para la BI3741 y la otra para la BI-3732.

Después, el Consistorio tomará el testigo de la actuación para culminar la transformación. La inversión total de ambas instituciones en el proyecto será de 3 millones de euros.

Humanización de Zabalbide

Por su parte, en Zabalbide se mejorará el tránsito peatonal y la calzada entre los número 106 y 112, en el barrio de Uribarri, gracias a la transformación de este tramo en calle. Actualmente, la calle Zabalbide entre los números 106 y 112, en Uribarri, está compuesta por una única acera en el lado de los portales impares y calzada de doble sentido de circulación con un carril para cada sentido. La mejora de este tramo permitirá reurbanizar la zona al completo, ampliar las aceras del lado de los portales impares y también la calzada por el lado opuesto para mantener los dos sentidos de circulación. Los pasos de peatones serán más accesibles, gracias a la colocación de rebajes y baldosa pododáctil, y se renovarán los servicios municipales.

Por último, el Ayuntamiento de Bilbao asumirá también la titularidad del túnel Carmelo Bernaola en Ibarrekolanda, incluyendo la rotonda distribuidora a la salida del túnel en su boca norte y los ramales directamente relacionados con la accesibilidad al entramado de vías municipales que conectan con ésta.