Iniciativas que hacen la vida más fácil

Modernización

La Diputación Foral de Bizkaia y los ayuntamientos comparten ya datos de acción social y padrón para que la gestión de los trámites sea más sencilla para las personas del territorio. El propósito es continuar  ampliando el intercambio de datos a otras materias.

Nos ha pasado a todos: tener que ir a la ventanilla de una administración para pedir un papel que luego hay que llevar a la ventanilla de otra administración, donde, a su vez, se recoge otro papel que hay que devolver a la ventanilla primera para obtener, al fin, lo que se necesita. Eso o algo parecido. Por ese laberinto administrativo se ha escurrido parte del tiempo y de la paciencia de los y las ciudadanas de cualquier parte del mundo. El peregrinaje de las ventanillas, le llaman. Y, claro, había que buscarle solución.

¿Qué se puede hacer para hacer la vida más fácil a la gente? A esa pregunta responde la iniciativa que une a la Diputación de Bizkaia y los ayuntamientos. Se trata de compartir datos para conseguir que con la visita a una ventanilla sea suficiente para lograr lo que se necesita.

De momento, la iniciativa se ha puesto en trámites de acción social y el padrón. Con el intercambio de datos de acción social se gestionan ya de manera compartida los datos que tienen que ver con el servicio de ayuda a domicilio, las ayudas de emergencia social, las intervenciones de inclusión social y de infancia, o la valoración de la dependencia, entre otras.

Compartiendo  los datos del padrón se ha conseguido que una persona que solicita un cambio de empadronamiento en su municipio no tiene que presentar este certificado en la Diputación cuando necesita hacer cualquier gestión que lo exige, ya que la persona que le atiende en la oficina de Diputación lo puede consultar online.

Con este sistema también se consigue trabajar de una manera más eficaz y rápida, porque los y las empleadas públicas tienen acceso inmediato a la información, y porque se reducirán las solicitudes de documentos por parte de la ciudadanía.

La idea es que esta manera de trabajar se extienda a otras materias en las que Diputación y ayuntamientos puedan compartir datos: certificados sobre prestaciones sociales de la Diputación, el acceso a la información sobre la RGI, certificados sobre obligaciones tributarias, o servicios para la verificación de la identificación del DNI a través de la interconexión con la Policía.