Bizkaia Goazen 2030

01 DE febrero DE 2016

Plan estratégico

Este es nuestro contrato con las prioridades de Bizkaia y con ese futuro mejor

Bilbao, 1 de febrero de 2016. 

Hoy presentamos Bizkaia Goazen 2030, una estrategia de acción inmediata para este mandato con 120 acciones concretas, con fechas concretas, con inversiones concretas, y con destinatarios concretos. Necesitamos una estrategia que prepare el territorio para los próximos 15 años. Todo para una Bizkaia mejor. Este es nuestro contrato con las prioridades de Bizkaia y con ese futuro mejor.

Esta es una estrategia que completará el trabajo diario de la Diputación, que va mucho más allá de estas 120 acciones. La Diputación hará muchísimas más acciones que estas 120, pero serán principalmente estas 120 las que orientarán el mandato hacia nuestros objetivos. Con esta estrategia queremos completar la actividad diaria y orientarla hacia las que entendemos son las cuatro prioridades del territorio: una Bizkaia con más actividad económica y más empleo de calidad; una Bizkaia más cohesionada social y territorialmente, con las mismas oportunidades para todos; una Bizkaia más conectada al mundo, a las oportunidades globales; y una Bizkaia con una Administración más moderna, cercana y responsable.

Partimos de una situación difícil. Arrastramos secuelas de una crisis económica muy profunda. Hemos perdido músculo industrial. Tenemos 84.000 personas en el paro y la recaudación nos ha dado un disgusto serio. No pienso perder un segundo en lamentar el golpe. Al revés. Vamos a trabajar todavía con más energía para sacar adelante los proyectos que pueden hacer crecer Bizkaia. Los necesitamos, y esto nos anima todavía más a trabajar y a poner en marcha esta estrategia. Además, es nuestra obligación.

La sociedad nos ha confiado la responsabilidad de gobernar Bizkaia. Gobernar es tomar decisiones y hemos tomado ya unas cuantas. Hemos buscado y encontrado oportunidades para el territorio en Estados Unidos y Chile, tomado decisiones difíciles pero responsables como la rescisión del contrato de los túneles de Autzagane, reactivado programas sociales básicos, o presentado una Norma Foral de Transparencia. Pero lo que más hemos hecho es sembrar. Y confío en que empecemos a ver los frutos dentro de muy poco.

Nos toca seguir tomando decisiones. Conocéis las 120 medidas porque son fruto del trabajo común. Destaco algunas que me parecen significativas: Oferta Pública de empleo para 100 nuevas plazas para este año; un plan de eficiencia en la Administración que reduzca el gasto corriente un 5% en los próximos cuatro años; la implantación de una política tarifaria que incentive la igualdad en la utilización de vías de pago gestionadas por esta Diputación; el programa Elkarlanean, para abordar una política de alianzas, fusiones y consorcios entre las empresas del territorio; la puesta en marcha del Energy Intelligence Center para dinamizar el sector energético de Bizkaia; el apoyo a 800 proyectos de internacionalización de empresas; la construcción de nuevos parques de bomberos en Enkarterri y Busturialdea; un proyecto piloto de licitación electrónica para reducir la burocracia y los trámites administrativos en papel; la finalización del eje Gerediaga- Elorrio y de los tramos de la variante de Ermua; obras de mejora en carreteras de Derio, Santo Domingo, puente de la Arena, Durango, Zalla, Usansolo, Amorebieta, Galdakao, Lemoa-Zeanuri, Sopuerta o Bermeo; la puesta en marcha de dos oficinas de atención integral de la Diputación en Durangaldea y Busturialdea para dar servicio a 120.000 personas; las normas forales de Igualdad e Incompatibilidades; o una línea de ayudas económicas para la euskaldunización de la población adulta de Bizkaia.

No estamos solos. Tenemos abierto un canal de comunicación permanente con el lehendakari, con el Gobierno Vasco y con las otras diputaciones. Hay margen y voluntad para colaborar en proyectos comunes buenos para todos. Además, esta estrategia Bizkaia Goazen 2030 se alinea con los catorce planes estratégicos del Gobierno Vasco. Y queremos que los alcaldes de Bizkaia nos sientan muy cerca. Porque Bizkaia son sus 112 municipios. Sus problemas son los nuestros y los nuestros también son los suyos. Compartimos lo bueno y lo malo. Y vamos a compartir esta estrategia con los municipios. Voy a presentar esta iniciativa en cuatro comarcas de Bizkaia en encuentros con representantes del tejido social. Y todos los ciudadanos de Bizkaia tendrán en nuestra web el documento en formato electrónico con estas 120 acciones, su inversión y su plazo de ejecución.

Esta es una estrategia pensada. La hemos trabajado entre todos y ahora toca lo más importante: cumplirla. Esto no es un brindis al sol, es de verdad, y la Diputación va a tener un estímulo para cumplir: Bizkaiko Behatokia, el Observatorio de Bizkaia, velará por el cumplimiento de todos estos compromisos. Estos compromisos estarán monitorizados. Nos vamos a examinar pública y periódicamente ante la ciudadanía. Queremos hacer una evaluación interna y externa de los procesos. De cómo hacemos las cosas y de cómo las perciben los ciudadanos. Vamos a realizar un barómetro social de Bizkaia que recoja la percepción de la ciudadanía. Y vamos a evaluar cada eje y cada acción en base a una serie de indicadores. Con todos estos datos rendiremos cuentas a la ciudadanía de manera continuada durante todo el mandato. Esta rendición permitirá a todos conocer cuáles son los compromisos adquiridos, su grado de consecución y la valoración social de los mismos.

Me preocupa la eficiencia. Por eso vamos a funcionar con experiencias piloto. Lo que funcione seguirá adelante; lo que no funcione, no. Porque muchas veces teoría y realidad no son la misma cosa. Queremos minimizar el riesgo y gobernar con eficiencia. Porque esos pilotos, además de demostrar la validez de los proyectos, van a ser un banco de pruebas para mejorar fases sucesivas de los mismos.

Miramos al futuro, al medio plazo. Queremos asentar unas bases económicas sólidas para los próximos quince años. No buscamos la gloria del momento, sino el honor de hacer lo que debemos. Nuestros referentes son los primeros gobiernos de Euskadi. Los que sacaron a este país de aquella situación de crisis e incertidumbre, apostaron por la actividad industrial que hoy sostiene el territorio y el país y organizaron este sistema público de calidad que hoy disfrutamos. Ojalá tuviéramos la misma claridad y acierto que ellos. Son nuestros referentes. Ellos aseguraron el futuro, nuestro presente. Ahora, desde este presente, nos toca asegurar el futuro.