Más allá del negro. El grabado en color en la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao

Más allá del negro. El grabado en color en la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao
  • Cuándo

    Desde el 26/10/2017 hasta el 26/02/2018

  • Web

    Visitar

Bilbao

El Museo de Bellas Artes de Bilbao se suma a la VI edición del Festival Internacional de Grabado y Arte sobre Papel FIG Bilbao exhibiendo hasta el 26 de febrero de 2018 una selección de 59 grabados pertenecientes al amplio conjunto de estampas de su colección, con el hilo conductor del color como elemento expresivo de la composición.

El museo colabora con FIG Bilbao desde su primera edición en 2012 y, desde entonces, ha acogido anualmente exposiciones como las monográficas dedicadas a Giovanni Battista Piranesi (2012); Mimmo Paladino (2014) o Lucas van Leyden (2015); o las colectivas sobre el grabado en Cerdeña (2013) o la Colección Vivanco (2016). Esta colaboración se basa en la tradicional dedicación del museo al estudio y difusión de la obra sobre papel, que se fundamenta en su nutrido fondo de más de 10.000 obras, de las cuales más de 3.000 son grabados.

En ese sentido, el museo ha organizado durante los últimos años numerosas exposiciones dedicadas a la obra sobre papel a partir de sus propios fondos: Dibujos y grabados de los siglos XV a XVIII. Colección Museo de Bellas Artes de Bilbao (2005), Carlos de Haes. Dibujos y grabados. Colección Museo de Bellas Artes de Bilbao (2006); De Cézanne a Léger. Colección Museo de Bellas Artes de Bilbao (2009); Goya. Estampas de invención (2012); o, la más reciente, dedicada al cartelismo, Mensajes desde la pared. Carteles en la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao (2015).

FIG BILBAO en el Museo de Bellas Artes de Bilbao
Desde su origen FIG Bilbao, Festival Internacional de Grabado y Arte sobre Papel, ha ligado su propuesta comercial a un planteamiento de conocimiento, investigación y puesta en valor de la obra gráfica, con el objetivo de difundir la cultura del grabado, atraer al público e impulsar el mercado del arte. En este marco, surge el patrocinio de la exposición Más allá del negro. El grabado en color en la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Esta muestra forma parte de una amplia programación anual que contempla exposiciones, mesas de debate o encuentros de gráfica emergente como el programa Open Portfolio que se celebra durante mañana y el próximo sábado 28 en el edificio Ensanche de Bilbao. Una serie de actividades que culminan en la Feria FIG Bilbao, que se desarrollará del 16 al 19 de noviembre en el Palacio de Congresos y de la Música Euskalduna y que proyectará a Bilbao internacionalmente y, muy especialmente, en el arco Atlántico, como centro neurálgico del mercado y de difusión del grabado y arte sobre papel.

En esta ocasión, FIG Bilbao y el museo han optado por una propuesta de valor didáctico al ofrecer al público una historia del grabado en color, desde sus inicios hasta la contemporaneidad, a través de 59 estampas de la colección seleccionadas por Javier Novo, jefe del Departamento de Colecciones del museo y autor del texto editado en el catálogo de la muestra, que constituye una auténtica aportación sobre el tema a la literatura sobre el grabado en España.

Paul Cézanne, Francisco Iturrino, Joan Miró, Francis Bacon, James Rosenquist, Luis Gordillo, Eduardo Arroyo, David Hockney, Allen Jones, Robert Motherwell, Mimmo Paladino o Cristina Iglesias son algunos de los artistas señalados de este recorrido.

A partir del siglo XV, la técnica del grabado fue el sistema mayoritariamente empleado en Europa para la difusión de imágenes. La capacidad de estampar gran número de ejemplares a un precio económico, y la facilidad para su transporte y distribución hicieron que, sobre todo, a partir del siglo XVIII surgieran por toda Europa un comercio y un coleccionismo de estampas que impulsaron la mejora paulatina en las técnicas de reproducción, así como la búsqueda de un mayor refinamiento en el acabado artístico de las estampas.

De este modo, pronto se dejó a un lado la iluminación manual de los grabados para experimentar con técnicas que permitieran introducir mecánicamente el color como elemento expresivo. Tras numerosos procedimientos más o menos artesanales, ‒entre otros, las estampaciones xilográficas del norte de Europa en las que se utilizaban diferentes tacos de madera para el contorno y las sombras, los semitonos y las luces; el chiaroscuro italiano; o la mezzotinta profusamente usada por los grabadores ingleses‒ el grabado en color comenzó a producirse de forma sistemática durante el siglo XVIII en Francia, donde artistas como Jean-François Janinet o Gilles Demarteau, de quienes se exhiben dos y tres estampas respectivamente, lo emplearon no como un elemento accesorio sino como una parte esencial dentro de los medios expresivos de esta técnica, sobreimprimiendo varias planchas cada una con un área de color delimitada. Esta revolución culminó con la invención en Alemania de la litografía por Aloys Senefelder en 1796.

Durante el siglo XIX, los artistas japoneses alcanzaron una enorme destreza en el grabado en color, materializado en un corpus de obras de gran difusión y trascendencia. De ello, se exhiben obras en la exposición gracias al amplio y excelente conjunto de grabados que conserva el museo legados por la colección Palacio de arte oriental. Es la característica pintura de género ukiyo-e de inspiración popular cuyos artistas más representativos son Utamaro, Hokusai e Hiroshige.

Sus singulares entalladuras en color circularon entre los pintores europeos, que terminaron por adoptar motivos, encuadres y tintas planas propios de este estilo, al tiempo que en los círculos parisinos se producía un cierto auge de la litografía en color, como ejemplifican los trabajos de Chéret o Cézanne, presentes en la exposición.

A partir de este momento, numerosos artistas incorporaron sistemáticamente el color a su producción en papel, entre otros Cezánne, Miró, Iturrino, Bacon, Jim Dine, Joseph Beuys, Cy Twombly, Vieira da Silva o Zao Wou-Ki.

Durante el siglo XX, la proliferación de las artes gráficas ‒como la litografía, el carborundum, la serigrafía y el offset, entre otras‒ y el abaratamiento de sus procedimientos, abrieron un enorme panorama para los artistas, comenzando por las primeras vanguardias y continuando hasta nuestros días. Man Ray, Joan Miró o Roberto Matta se exponen como ejemplo de la influencia surrealista, mientras que Oskar Kokoschka constituye un ejemplo paradigmático del cartelismo político de la Europa bélica.

A lo largo del siglo tendencias artísticas en las que el color es elemento protagonista ‒como el expresionismo abstracto, el arte pop o el llamado Colour Field- encontrarán en el grabado en color un soporte idóneo para la plasmación y popularización de sus logros.

Es el caso de Robert Motherwell, James Rosenquist, Allen Jones, Richard Hamilton, Jim Dine, David Hockney o Kenneth Noland, entre otros. El linóleo, por su parte, fue rescatado por los neoexpresionistas alemanes Jörg immendorf y Georg Baselitz. Otras particularidades son la incorporación de técnicas mixtas, como es el caso de las obras de Mimmo Paladino, Enzo Cucchi, Cy Twombly o Larry Rivers.

En el arte español la serigrafía será el procedimiento más empleado a partir de la década de los años 60. La exposición reúne ejemplos relevantes de Luis Feito, Alfredo Alcaín, Luis Gordillo, Equipo Crónica o Rafael Canogar, entre otros.

Por último, es importante señalar que esta exposición nos ofrece la oportunidad de mostrar una visión transversal de la colección del museo, con ejemplos de diversas épocas y maestros internacionales entre los que se incorporan artistas vascos con especial dedicación al grabado Como Francisco Iturrino, Darío de Regoyos, Gabriel Ramos Uranga, Mari Puri Herrero, Andrés Nágel, Marta Cárdenas o Cristina Iglesias.

Horario

Abierto
De miércoles a lunes, de 10:00 h. a 20.00 h.
El 24 y el 31 de diciembre de 10:00 h. a 14:00 h. (excepto coincidentes con martes, día habitual de cierre)

Cerrado
Martes (salvo aperturas extraordinarias)
El 25 de diciembre, el 1 y el 6 de enero

El desalojo de las salas se inicia 15 minutos antes del cierre

Horario gratuito Colección Permanente
Todos los días de 18:00 h. a 20:00 h.

Más información

Tarifas
General: 9,00 €

Reducida: 7,00 €
Estudiantes
Menores de 25 años
Mayores de 65 años
Grupos a partir de 15 personas

Familia numerosa: 4,50 €


Audioguía
Colección permanente: incluida en el precio de la entrada, salvo para entradas gratuitas (3 €). Disponible en euskera, castellano, inglés y francés. Selección de obras maestras de la colección del museo comentadas.
3,00 €
Exposición temporal: disponible en euskera, castellano e inglés. Recorrido explicativo por la exposición temporal.
3,00 €
Recorrido infantil: recomendada para niños de 5 a 10 años. Disponible en euskera y castellano. 10 relatos entretenidos basados en obras de la colección del museo. Gratuita
Todas las audioguías son gratuitas para Amigos del Museo y están sujetas a disponibilidad.

Gratis
Amigos del Museo
ICOM
Menores de 12 años
Profesores, periodistas y guías acreditados
Discapacitados (si necesitan que una persona les acompañe para hacer la visita, a ésta se le aplica la tarifa reducida).
Desempleados

Bono Artean
16,00 €
Entrada conjunta a los museos Guggenheim y Bellas Artes de Bilbao. Se obtiene únicamente en la taquilla de ambos museos.

Patrocinador
FIG Bilbao

Sala 33

Y además